ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Profesor Carlos Zenén Acanda Gálvez. Foto: Anabel Díaz

Los oxiuros adultos viven en el intestino y las hembras van a poner sus huevos en las márgenes del ano. En este momento, principalmente, pueden ser vistos los parásitos, cuya distribución es global. Se estima que cerca de 400 millones de personas están infectadas actualmente.

Informa el doctor Carlos Zenén Acanda Gálvez que generan infecciones en instituciones cerradas dedicadas al cuidado y atención de niños, ancianos, enfermos mentales y centros penitenciarios, aunque se originan también en población general, con más incidencia en regiones frías o en comunidades con hábitos de no bañarse con frecuencia o no cambiarse diariamente las prendas de vestir interiores.

Nuestro entrevistado es especialista en Microbiología del Instituto de Gastroenterología del Ministerio de Salud Pública, Máster en Enfermedades Infecciosas y Medicina Tropical, Profesor Asistente de la Facultad Salvador Allende, en la capital.

—Doctor, ¿aqueja por igual a personas de todas las edades?

—Sí. Los niños en edad preescolar y escolar son los más afectados, atendiendo a que en edades tempranas no están bien establecidos aún los hábitos higiénico-sanitarios, y por similares razones (malos hábitos higiénicos) los adultos pueden infectarse mediante la manipulación de sus hijos y por prendas de vestir contaminadas, fundamentalmente.

—¿Cuál es el reservorio de este agente y el modo de transmisión?

—El humano es el huésped de la infección por enterovirus, es decir, es donde se alojan y desarrollan estos parásitos hasta su madurez, etapa en la que son capaces de producir sus huevecillos para infectar a otra persona. El modo de transmisión es directo, o sea la persona adquiere la infección al ingerir los huevecillos del parásito. Esto sucede por manipular prendas de vestir interiores de personas parasitadas y llevarnos luego las manos a la boca. También al ingerir alimentos o emplear utensilios contaminados con los huevecillos.

—¿Y en cuanto al periodo de incubación y de transmisibilidad?

—El periodo de incubación, es decir, el tiempo que media desde que la persona ingiere la forma infectante del parásito hasta que aparecen los primeros síntomas, oscila entre tres y cuatro semanas. La transmisibilidad se inicia en esta etapa y dura mientras se mantengan los parásitos en el organismo.

—¿Cuáles son sus signos y síntomas principales?

—El prurito (picazón) anal-perianal, la irritabilidad, incluso la falta de concentración, son síntomas frecuentemente asociados con la parasitosis. Acompañado al prurito anal, que es el principal síntoma, los pacientes pueden referir sensación de dolor y de cuerpo extraño en la región anal. Como consecuencia se produce el rascado y, con él, lesiones traumáticas que pueden infectarse secundariamente. Es común que los niños pierdan su interés por la escuela, muestren falta de concentración o presenten intranquilidad nocturna. La presencia del parásito en la región de la vulva y vagina provoca irritación, y en muchos casos infección, principalmente en las niñas.

—¿Qué procederes se emplean para establecer el diagnóstico de certeza?

—Lo más importante es tener en cuenta las manifestaciones clínicas. Por las características biológicas del parásito no es frecuente el diagnóstico de laboratorio por las técnicas convencionales. En algunos casos (poco frecuente) se pueden apreciar los oxiuros en las heces recién emitidas.

—¿Puede existir la infección y no dar síntomas?

—Sí, los oxiuros pueden estar presentes y no dar síntomas. Ello está en dependencia de la cantidad de parásitos con que está infectado el paciente.

—¿Tienen tratamiento específico? ¿Son eficaces?

—Sí, existen varios esquemas de tratamientos que deben de ser aplicados por los facultativos y son efectivos. El problema radica en que acompañado al tratamiento medicamentoso los pacientes y sus familiares convivientes deben de cumplir un conjunto de estrictas medidas encaminadas a evitar la reinfección, que constituye el problema más complejo en el tratamiento de esta parasitosis.

—¿Qué medidas tomar en el hogar cuando la infección por oxiuros la padece alguno de sus miembros?

—Se impone un tratamiento masivo a todos los convivientes, con énfasis en la adopción de estrictas medidas higiénico-sanitarias, que incluyen el cambio diario de la ropa interior del infectado y la ropa de cama.

—Y, en general, ¿cómo prevenir?

—Con adecuados (léase exigentes) hábitos de higiene, en especial el lavado correcto de las manos antes de comer o manipular alimentos. Evitar la mala costumbre de comerse las uñas o chuparse los dedos.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

eddyscu dijo:

1

14 de marzo de 2014

11:55:18


Desde niño siempre he oido (y experimentado) que nada mejor para eliminar a los oxiuros que untar en el borde del ano un poquito de aceite de coco al anochecer o antes de acostarse...

mibriam dijo:

2

24 de marzo de 2014

09:40:39


Mi niño de 7 años tiene ese parasito por lo cua necesito de ayuda o me recomienden algun tratamiento para el mismo.

Griselda dijo:

3

25 de abril de 2014

12:17:58


Para eliminar los exiuros también se utiliza antes de acostarse en el borde del ano violeta genciana.

ihosvany dijo:

4

4 de mayo de 2014

07:41:49


Para tratar los oxiuros, no hay nada mejor que un ciclo de mebendazol, el resultado es casi instantaneo, pero deben terminar el ciclo de tratamiento

Beatriz Montero Alarcón dijo:

5

5 de mayo de 2014

11:07:42


Me gusto el tema que trató el Profesor Carlos Zenén Acanda Gálvez porque es muy cierto que cerca de 400 millones de personas o más padecen de OXIUROS y muchas no saben como erradicarlos, aunque han aplicado varios tratamientos como Medicina Natural Tradicional (MNT) y no encuentran cura, pero cumpliendo con todas las medidas higiénico-sanitarias.Espero que sigan comentando sobre este tema de gran importancia para la sociedad y para los estudiantes de medicina como yo.También quisiera que enviaran algunas investigaciones sobre temas de este tipo.