ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
En el evento final de la Décima Conferencia estuvieron presentes los miembros del Secretariado de las FARC-EP y su Estado Mayor Central, invitados especiales y cerca de 2 000 guerrilleros de todos los frentes activos en el país. Foto: del autor

EL DIAMANTE, Colombia.—La Décima Conferencia Nacional Gue­rrillera concluyó este viernes en los Llanos del Yarí con el apoyo unánime de la militancia de las FARC-EP a los Acuerdos de La Habana y un llamado a todos los colombianos pa­ra construir una paz con justicia social.

El máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Co­lom­bia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Timoleón Jiménez, aseguró que la conferencia ha dispuesto el tránsito de la organización a la acción política legal a través de un nuevo partido.

El paso a la vida civil de la mayor guerrilla de Colombia representa un «quiebre histórico y al mismo tiempo una línea de continuidad» de las luchas históricas, dijo el líder guerrillero en la clausura del evento que sesionó durante una semana en El Diamante, una apartada localidad del departamento de Caquetá.

«Reconocemos la valiente decisión del gobierno del presidente Juan Manuel Santos de emprender el proceso de diálogo y su compromiso en la consecución del Acuerdo Final», añadió.

Timoleón ratificó que existe un apoyo unánime a lo pactado tras cerca de cuatro años de conversaciones en la capital cubana y llamó al actual Ejecutivo a cumplir su parte. «Ese es el camino acertado y el esperado por el conjunto de la sociedad colombiana que hoy cla­ma al unísono un sí por la paz», refirió.

En el evento final de la Décima Conferencia estuvieron presentes los miembros del Secretariado de las FARC-EP y su Estado Mayor Central, invitados especiales y cer­ca de 2 000 guerrilleros de todos los frentes activos en el país.

El líder de las FARC-EP pidió el acompañamiento de todos los co­lombianos en la nueva etapa que se avecina. «Las partes han sido las responsables del acuerdo, su implementación corresponde a to­da la sociedad colombiana, quien tiene la responsabilidad y obligación de construir una paz con justicia so­cial», dijo.

Asimismo, llamó a una gran «convergencia» de todos los sectores progresistas y revolucionarios, así como los movimientos so­ciales.

Según la declaración política de la Décima Conferencia Nacional Guerrillera, antes de mayo del 2017, si se implementan todos los acuerdos, será convocado el congreso fundacional del nuevo partido político de las FARC-EP, que aún carece de nombre.

«La función del partido será dar continuidad a nuestros propósitos políticos del poder para el pueblo», de acuerdo con el texto leído por el miembro del Secretariado y jefe del equipo negociador de la guerrilla en La Habana, Iván Márquez.

«Nos comprometemos a ofrecer toda nuestra fuerza y energía por la unidad de los sectores progresistas, democráticos y revolucionarios del país, de los movimientos políticos y sociales, de las múltiples organizaciones sectoriales y reivindicaciones en el nivel nacional», precisó.

Se espera que el presidentes San­tos y el líder de las FARC-EP pongan las últimas firmas al acuerdo de paz, en acto solemne, el próximo 26 de septiembre en Cartagena.

Aunque la última palabra la ten­drá el pueblo colombiano convocado a un plebiscito el próximo 2 de octubre, en los Llanos del Yarí se ha dado un paso trascendental. «Se acabó la guerra, vamos todos y todas a construir la paz», es el encabezado de la declaración política firmada aquí por más de 300 delegados de todos los frentes de las FARC-EP.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.