ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
El venezolano Miguel Cabrera es el único jugador con jonrones en los cuatro clásicos mundiales. Foto: Getty Images

La lista de peloteros que han participado en los cuatro Clásicos Mundiales de Béisbol no es muy extensa. De hecho, solo 21 hombres (12 jugadores de posición y nueve lanzadores) comenzaron el recorrido en el 2006 y no han faltado a ninguna de las citas.

El simple hecho de inscribirse en las nóminas nacionales es una muestra de constancia; mas lograr, en cada una de las ediciones resultados relevantes, ya, tiene un valor superior. De cualquier manera, incluso para estos experimentados del béisbol, ha representado un reto mayúsculo rendir a la altura de las circunstancias en los cuatro certámenes.

Por ejemplo, el canadiense Justin Morneau, cuatro veces Todos Estrellas en MLB y Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2006 vistiendo la casaca de los Mellizos de Minnesota, tuvo tres competencias mundialistas de altura, pero ya en este 2017 flaqueó y se fue sin inatrapables ni remolques.

Frederich Cepeda, el bateador más  letal de Cuba en los tres primeros torneos y considerado por ESPN entre los mejores en estos certámenes, tampoco tuvo un rendimiento brillante en esta oportunidad y vio quebrada su cadena de clásicos con impulsadas y extrabases. No obstante, se mantuvo como uno de los seis que siempre han anotado al menos una carrera.

Además, el espirituano llegó a 32 jits, liderando al grupo de cinco peloteros que han pegado cohetes en todas las ediciones. El primero en alcanzar dicha condición fue el torpedero australiano Brad Harman, y, más tarde, lo lograron el dominicano José Reyes, los boricuas Carlos Beltrán y Yadier Molina, el mexicano Adrián González y el venezolano Miguel Cabrera.

Justamente, Miggy, como se le conoce al implacable toletero de los Tigres de Detroit, dueño de siete Bates de Plata, se convirtió en el único jugador con vuelacercas en los cuatro clásicos mundiales. Pese a no mostrar promedios relevantes, el morocho ha mostrado su poder, y en esta última lid amargó la fiesta a Italia con un jonrón en el noveno­ capítulo que mantuvo con vida a su escuadra.     

Entre los lanzadores, el zurdo boricua J. C. Romero (40 años) no permitió jonrón en los tres clásicos anteriores y este año mantiene también la casilla en cero, a falta de compilar el duelo semifinal de este lunes en la noche contra Holanda. Otro que ya culminó su aventura en los cuatro torneos sin vuelacercas en su cuenta es el tirador sudcoreano Seung Hwan Oh (34).

El derecho, actual miembro de los Cardenales de San Luis y autor de más de 300 rescates en el béisbol profesional de su país y de Japón, ha ponchado al menos a un rival en cada uno de las cuatro ediciones mundialistas; récord del que solo puede presumir, además, el diestro holandés Rob Cordemans.

En el caso de Oh, no otorgó boletos en sus tres primeros torneos, racha que vio quebrada en este 2017, y solo permitió carreras en la lid del 2009. Números para guardar que muestran la tenacidad de estas eternas estrellas del diamante.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.