ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner

Cuba se batió en un cerrado choque contra Japón en la segunda ronda del IV Clásico Mundial de Béisbol, pero no pudo evitar otro tropiezo frente a los asiáticos en el imponente parque Tokio Dome.

Los cubanos salieron a remolque desde el mismo primer episodio por jonrón del hombre proa Tetsuto Yamada contra los envíos de Vladimir Baños, pero respondieron temprano con sencillo de Alfredo Despaigne y vuelacercas de Yurisbel Gracial, ubicado para este duelo como quinto madero a raíz de la revolución que se imponía en la alineación.

El mentor Carlos Martí movió al yumurino a la intermedia y lo colocó a cuidar las espaldas de Despaigne, mientras dio entrada a Jefferson Delgado en la antesala, Yosvany Alarcón en la receptoría y Víctor V. Mesa en el jardín derecho.

Pero la clave del partido estuvo en la capacidad de remontada de los nipones, quienes aprovecharon todas las brechas que dejó el plantel antillano. El primero de ellos estuvo en no pasar de manera intencional al cuarto madero Yoshitomo Tsutsugoh con la inicial desocupada en el tercer episodio, ante lo que el zurdo respondió con cohete impulsor para igualar las acciones 2-2.

La situación se repitió más tarde, en el quinto, cuando la pizarra estaba 4-3 y los anfitriones tenían hombre en tercera y dos outs. Tsutsugoh volvió a plantarse en el rectángulo ofensivo y disparó cohete al central, que remolcó nuevamente el empate.

Antes, Cuba había tomado la delantera por sencillo de dos carreras con las bases llenas de Víctor V. Mesa, quien mostró mucha sangre fría para pegarle en el primer pitcheo al abridor Tomoyuki Sugano.

La disputa entre dos equipos de siete vidas continuó en el sexto, primero con imparable de Yosvany Alarcón que trajo para la goma a Gracial, y casi de inmediato con jit del noveno madero Seiji Kobayashi que propulsó a Nobuhiro Matsuda: 5-5.

Esta quinta carrera japonesa fue aprovechando otra falla cubana, específicamente ante Matsuda, quien se ponchó, pero quedó con vida por wild pitch del zurdo yumurino Yoanni Yera.   

A partir de ese momento comenzó una guerra entre Miguel Lahera y el desfile de relevistas nipones, quienes controlaron la ofensiva cubana en los momentos más complejos. El derecho de Artemisa también mostró sus armas, pero en el octavo capítulo todo se vino abajo.

Luego de un out, William Saavedra cometió un costosísimo error sobre tiro a la inicial de Alexander Ayala, con el cual se tumbaba al segundo toletero nipón de la entrada, nuevamente Nobuhiro Matsuda. Esa marfilada desató a los anfitriones, pues Shogo Akiyama disparó sencillo al izquierdo que llevó al corredor a la antesala.

Vino entonces el experimentado Seiichi Uchikawa, hombre de más de 800 carreras impulsadas en la Liga Profesional de Japón, quien dio un largo elevado al derecho, que Víctor V. Mesa fildeó en zona foul y después no logró sacar en la goma a Matsuda. Es cierto que pudo dejar picar la pelota, pero los outs con Japón tienen que ser outs, y si alguien podía permitirse confiar en su brazo es el joven patrullero.

Finalmente, no resultó, y para colmo de males Tetsuto Yamada sacudió su segundo jonrón del partido que colocó las acciones 8-5, distancia insalvable para los cubanos.

Con esta derrota nuestra selección presenta balance negativo de 0-2 en la actual ronda del torneo, por lo que está obligada a ganar esta noche (11:00 p.m. hora de Cuba) frente a Holanda, la bestia negra de los últimos años. De obtener el triunfo y vencer también los nipones a Israel, se produciría un triple empate entre antillanos, tulipanes e israelíes, del cual estos últimos saldrían muy mal parados por su abultada derrota 12-2 frente a los naranjas de Hensley Meulens.

De ser así, entonces cubanos y holandeses jugarían un pleito de desempate para definir el acompañante de Japón a Los Ángeles. Para el choque de hoy, Carlos Martí dependerá, presumiblemente, de Lázaro Blanco, y su primer relevo sería Vladimir García, con el resto del staff disponible, excepto Miguel Lahera y Vladimir Baños, quienes excedieron los límites de pitcheo ante los asiáticos.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Samuel dijo:

61

14 de marzo de 2017

22:37:53


Cuba es la superpotencia,sólo 11 millones de habitantes,es el único equipo amateurs de todos,todos menos puerto rico lo superan en habitantes,y todos tienen sus estrellas,pase lo que pase.si las estrellas cubanas de grandes ligas pudieran jugar,ni japon,ni el médico chino los superaria.

Rafael dijo:

62

14 de marzo de 2017

22:45:22


Lamentable, muy triste ver el nivel de nuestra pelota. La verdad son muchos los factores que han incidido en que esto suceda y para que comentar lo que todo el mundo sabe. Lo que importa es sacar experiencia y que de verdad las autoridades deportivas con la aprobación de la dirección del país entiendan la necesidad de la participación de los profesionales en próximos eventos, ademas de trabajar urgentemente en una alianza con la MLB para propiciar el desarrollo de nuestro de béisbol para ponernos a la altura del resto de los países. La demostración de Holanda, Italia y Colombia deja claro de que están trabajando muy en serio. El talento tiene precio, ya de eso No queda duda.. lo demás es cosa de el pasado.