ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
El fracaso contra Israel obliga a Cuba a desbancar a rivales superiores como Japón y Holanda. Foto: Ricardo López Hevia, enviado especial Foto: enviado especial, Ricardo López Hevia,

TOKIO.—Ya pasaron por el terreno del Tokio Dome los cuatro equipos que en esta segunda fase del IV Clásico Mundial (CM), buscan dos cupos para las semifinales en la ciudad estadounidense de Los Ángeles. Tras la jornada dominical, la realidad cayó como pesado lastre sobre las aspiraciones cubanas en este certamen.

En el béisbol puede pasar cualquier cosa, es impredecible. También sabemos que esas circunstancias que nada tienen que ver con lo predecible llevan un tantico, aunque pequeño, de destreza o pericia. Pero por lo visto en los tres adversarios, incluyendo a Japón al que ya enfrentó la selección que dirige Carlos Martí, las posibilidades de rebasar esta etapa son muy pero que muy remotas.

Aun cuando conserva su invicto, creo que Israel era el más alcanzable de los adversarios. Pero entre el descontrol de los lanzadores (en cuatro partidos van 21 boletos a más de cinco por juego) y la pobre efectividad de los bateadores se dejó pasar la mayor oportunidad de esta ronda.

Los japoneses cuando fueron exigidos por Holanda, un equipo preñado de grandes estrellas del béisbol organizado de más alto nivel en Estados Unidos, respondieron con todas las armas. Desplegaron ofensiva de largometraje, de contacto para embasarse; defendieron con exquisita maestría y su pitcheo, castigado, abrió el abanico para ver diversos ángulos de salida, velocidad y amplio repertorio, que terminó por imponerse a los tulipanes.

En tanto, el ataque de los europeos parece que solo puede ser neutralizado por los nipones y aunque su pitcheo no logra el nivel de otros, hay que hacerles muchas carreras si se quiere salir vencedor de esa tropa que vuelve a comandar Hensley Meulens.

Frente a esa tempestad que significan Japón y Holanda tiene que remar el plantel cubano, y no me parece que posea hoy la fuerza necesaria para salir ileso y no naufragar. Además, por la propia estrategia, preconcebida por la dirección del conjunto, vuelve a ser este epilogo de todo o nada, sin mañana en cada salida. Solo que no son ni Australia ni China los rivales de turno.

Cuba necesita la siempre agradecida dosis de suerte en los partidos contra rivales superiores como Japón y Holanda. Foto: enviado especial, Ricardo López Hevia,

¿Cómo no ahogarse en un mar tan encrespado? El que tenga la respuesta creo que se ganaría un Nobel.

Solo hay una manera, haciendo carreras y para eso se necesita de lo más difícil en la pelota: batear. En la web de nuestro diario, un usuario identificado como Víctor, opina que nota en los jugadores mucha calma, falta de pasión. Y cree que «necesitamos de un poco de arrebato para enamorar al público». Otro, que dice llamarse Héctor Rodríguez Berovides, expone que es cierto «que estamos con lo mejor que tenemos en nuestra serie nacional es una verdad casi absoluta, pero pienso que con estos mismos elementos se pudieran hacer mejor las cosas».

Muchos nos remiten sus criterios y la mayoría pasa por el orden al bate. Carlos Martí ha decidido mantener esa alineación, creo como la mayoría que se comunican, mediante las redes o correo electrónico que debiera hacer un movimiento que permita resolver situaciones ofensivas hoy en crisis. Una de ellas es la presencia de Carlos Benítez, otra si Alexander Ayala debe continuar de segundo bate o si Frederich Cepeda, sin empujar puede ser tercero.

Lo que sí es cierto es que el planteamiento, por demás invariable desde el primer día, no ha rendido frutos. Y si es verdad aquello de que alineación ganadora no se cambia, entonces la perdedora si demandaría de modificaciones.

He leído también infinidades de otras críticas a la dirección del plantel. Algunas, como las que ya cité las comparto, otras no. Sin embargo, lo irrebatible es que el nivel de nuestro béisbol hoy está bien por debajo de los que están en la segunda vuelta y los que estarán en ella al finalizar el calendario de los grupos eliminatorios en América.

Mañana Japón impone el reto, no solo por el sobrado plantel, sino porque además es bien engorroso enfrentarse a las gradas del Tokio Dome, de una fidelidad sin límites a su equipo y generadora de un ambiente que multiplica la capacidad del local  y congela o petrifica al oponente.

Cuba entrenó en la mañana del lunes —día de asueto en el calendario— y desde allí conocimos que Vladimir Baños sería el abridor frente a Japón este martes a las siete de la noche acá, seis de la mañana en la Mayor de las Antillas. Él fue quien le tiró a China para el primer triunfo aquí e independientemente de la categoría del rival, ha sido el mejor hombre del montículo.

Aunque la batalla aún no termina y solo un acto heroico o épico podría revertir el panorama de Cuba en la lid mundialista, lo cierto es que Los Ángeles parece cada vez más lejos.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Ricardo dijo:

31

13 de marzo de 2017

09:14:13


Los Angeles?, sencillamente no está en el mapa para nosotros. La calidad de nuestra pelota, hoy, no da para mas. Nuestros picherts sin control, nuestros bateadores sin descriminar los lanzamientos y sin buenos contactos. ¿Que otra cosa podemos esperar que derrotas?. Estamos muy alejados de la calidad de este clasico, miren el resto de los juegos sino. Clasificamos a 2da vuelta por pura suerte y por estar en el grupo mas debil. Otra cosa señores, deje tranquilo al manager que nada tiene que ver con las derrotas, él no es mago es un ser humano mortal.

enrique15 dijo:

32

13 de marzo de 2017

09:15:11


Algunos me cayeron arriba cuando planteé el otro día mis críticas a la estrategia seguida por la Dirección del equipo, incluso me tildaron de anti-CarlosMartí. Bueno, no lo soy, nada tengo en contra de la persona del mánager cubano. En cuanto a su estrategia la critiqué y la critico porque me parece una mala estrategia. Ahora bien, de ahí a decir que la culpa de las derrotas la tiene él por su mala estrategia va un gran trecho, porque yo me mantengo fielmente en mi filosofía de que los juegos los ganan y los pierden los peloteros que juegan y no los directores. ¿La demostración? dirigimos mal contra Australia y ganamos. Los jugadores hicieron bien las cosas, los lanzadores, aun cuando falló el mejor, lo hicieron bien. Despaigne hizo su trabajo, cumplió con su razón de ser en el equipo. Ganamos. Conrta Israel, Martí dejó a Benirtez en la alineación, mal, pero si Benitez da dos líneas (sobretodo cuando vino con dos en base y falló el toque) nadie se acordaría de lo mal que ha estado. Trajo una vez más a Yera y lo mantuvo, mal. Costó, pero si Yera chifla y tira un relevón, nadie se acuerda. Trajo a José Ángel (que está al globo) teniendo a Moinelo listo en un juego importantísimo, mal, pero si al barbero no le dan el lineazo que hizo que lo quitara al momento (lo que me demuestra que lo trajo sin estar muy convencido) pues nadie se hubiese acordado de su mala decisión. Los peloteros son los que hacen buenas o malas las decisiones de los mánagers. Y no me hablen de las diferencias de calidad entre unos y otros, porque cuando hay bomba ese trecho se acorta y mucho. Si no, pregúntelen a los americanos el susto que pasaron con Colombia o a los mexicanos cómo fue que perdieron con Italia luego de estar ganando fácilmente en el noveno por 4. O a los Venezolanos a quienes los italianos les hicieron pasar el mismo susto. O pregúntenle a los japoneses que vieron como Holanda les empataba varias veces el partido. No, a los nuestros les falta lo que sobraba antes en nuestro beisbol, aquello que hizo que esos equipos que ahora acusan de jugar contra niños, cuando tuvieron el chance de jugar contra profesionales en los 70, les pasaran por arriba. O cuando vinieron los profesionales mexicanos aquí, equipos de provincias les pasaran por arriba. Esa bomba que sacaron siempre nuestros atletas de olimpiadas para sacar medallas de oro donde estaban presente los mejores del mundo en sus respectivas especialidades. Falta esa bomba, amigos míos. Y ojalá la saquen contra Holanda y Japón y me callen la boca, es lo que más deseo.

Javier dijo:

33

13 de marzo de 2017

09:16:32


"Por que nada tengo, todo lo quiero" Si no podemos obtener el primer lugar, entonces prefiero que regresemos a Cuba y dejemos a los que si pueden, el camino libre.

Thol dijo:

34

13 de marzo de 2017

09:22:31


No hay que ver al psicologo,simplemente sentar a los que no estan bateando: Benitez, Cepeda ,Cespedes y Frank Camilo, y poner a jugar a J.Delgado, Avilez, Alarcon, Victor Victor, en resumen mover las fichas, o es que fueron algunos simplemente en un viaje de estimulo. Carlos Marti tiene que meterse en la cabeza que no es a Granma a quien esta dirigiendo es al Cuba !Ah! y encomendarnos a Dios que el picheo responda. Yo me maravillo como en una islita como Dominicana existen tantos lanzadores que pasan de las 95 millas y algunos mas de 100 y nosotros podemos contar con los dedos de un manco los que llegan a 90 y para colmo casi todos descontrolados, por ultimo no seguir en lo mismo que nos estamos enfrentando a profesionales, los nuestros tambien lo son, pues solo hacen eso : vivir del beisbol, lo que no se puede hacer es vivir del cuento.

leo dijo:

35

13 de marzo de 2017

09:26:39


Si te pones a analizar los demas grupos equipos con mejores nominas que cuba se han quedado fuera incluso si hubiese caido en cualquier otro grupo no hubiese pasado a la segunda ronda no obstante ya estan ahi y deben de tratar de hacerlo lo mejor posible todavia nos quedan dos oportunidades ganar los dos que faltan o ganarle a holanda y esperar que japon les gane a israel y que ocurra un triple empate y se iria israel por la diferencia de carrera que hubo en el juego contra holanda de ser asi habria que ganarle dos veces seguido a holanda dificil pero no imposible, pero para eso hay que cambiar muchas cosa y no me parece que Marti los valla a realizar debido a su metodo de dirigir, ya que se ha visto su exceso de confianza y mala utilizacion del picheo, yo pense que no hiba a ser como los manager anteriores a el que se casaron con los peloteros de su provincia por la confianza que tenian en ellos digase victor y machado, pero esto es el equipo cuba y se debe tener jugando los que los ameriten y ha sido mas de lo mismo