ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Estados Unidos sale como favorito en el grupo C. Foto: MLB

Las acciones del IV Clásico Mundial de Béisbol prosiguen este viernes en la noche con par de duelos estelares en Miami y Jalisco, donde saltarán a los diamantes tres novenas con aspiraciones de campeonato y un debutante que buscará sumarse a la estela de sorpresas protagonizadas por Israel e Italia.

En el Marlins Park de la Florida, los anfitriones estadounidenses se presentarán otra vez con un solo objetivo: avanzar hasta su primera final y borrar de una buena vez todos los grises recuerdos del pasado, en el que se acumulan deshonrosas eliminaciones.

Dirigidos ahora por el veterano estratega Jim Leyland, hombre con 22 contiendas de experiencia en los banquillos de MLB (1 769 victorias y promedio de 506), los norteños afrontarán la exigencia del grupo C, en el cual competirán con los monarcas dominicanos y el vecino incómodo de toda la vida: Canadá.

Pero el estreno será contra la debutante Colombia, plantel que llega como el más débil de la llave. Y precisamente jugar sin esa presión de ser favoritos puede convertirse en un punto a favor de los cafeteros, mucho más ahora que conjuntos sin teóricas posibilidades como Israel e Italia han asombrado en sus primeros desenlaces.

Además, los colombianos, a diferencia de israelíes e italianos, sí cuentan con jugadores de impacto inmediato en las Mayores, como los jóvenes y estelares ases Julio Teherán (Bravos de Atlanta) y José Quintana (Medias Blancas de Chicago), dos brazos que pueden marcar la diferencia y mantener partidos pegados ante cualquier rival.

Al margen de esas armas en el pitcheo, Colombia ha demostrado que puede batear. En la ronda de clasificación destronó a Panamá en su casa a golpe de batazos y en fechas recientes castigaron a los Rays de Tampa en partido de preparación.

Claro, su estreno no podía ser más complicado. Estados Unidos he dado la impresión de querer desquitarse en esta edición del Clásico de sus decepciones anteriores. «Vamos con todo por el cetro. Esto es algo serio. No es una broma», dijo a ESPN el receptor de los Vigilantes de Texas Jonathan Lucroy, quien puede ser una de las espadas del orden ofensivo norteamericano.

«Hay mucha pasión y orgullo en juego. Pienso que todo el mundo está emocionado. Nadie tiene que hacer esto. Nadie está forzado a jugar en este evento. Todo el mundo está aquí porque quiere y emocionado por representar a su país», dijo el patrullero Christian Yelich, quien tendrá el apoyo de su afición en el Marlins Park.

Justo el hecho de jugar allí le proporcionará un ambiente cálido a la escuadra de Leyland, que será arropada de manera especial por varios detalles. En primerísimo orden, la gran figura de los Marlins de Miami, el portentoso jardinero Giarcarlo Stanton, vestirá la franela de las barras y las estrellas.

Su descomunal poder es una atracción para todos los fanáticos, que esperan con ansias ver sus batazos enfundado en la chamarreta norteña. Por otra parte, Yelich es también parte de los peces, y para rematar, Leyland es el mentor que condujo a los Marlins a su primer título hace exactamente 20 años.

El estratega dijo a los medios sentirse feliz por regresar a la ciudad donde festejó el campeonato en el otoño de 1997, en la cual le han hecho un gran recibimiento.

«Sabemos la responsabilidad que tenemos, siempre vamos a ser considerados como favoritos y tendremos las miradas arriba», precisó el veterano de 72 años.

PODER CONTRA PODER EN JALISCO

Tras la sorpresiva y emocionante victoria de Italia contra México en la apertura del grupo D en Jalisco, dos de los grandes aspirantes de la llave se medirán este viernes: Puerto Rico contra Venezuela.

Miguel Cabrera Foto: El Universal

En el Estadio de los Charros de Jalisco se medirán dos novenas de mucho poder, los boricuas apoyados en un infield de otra galaxia con Carlos Correa (Astros de Houston), Francisco Lindor (Indios de Cleveland) y Javier Baez (Cachorros de Chicago). Además, contarán con las muchas horas de vuelo del máscara Yadier Molina (Cardenales de San Luis) y el patrullero Carlos Beltrán (Astros de Houston), una tanda que puede sacar los colores a cualquiera.

No obstante, su abridor frente a la artillería venezolana será Seth Lugo, tirador de 27 años casi sin experiencia en las Mayores.

«Estar en esta posición es algo que jamás pensé fuera a suceder. Recuerdo cuando estaba viendo el Clásico de 2013 y vi a Puerto Rico jugar... sólo pensaba cómo me gustaría poder estar en ese equipo. Cuatro años después, aquí estoy. Es impresionante», dijo Lugo a ESPN horas antes de su debut en Guadalajara.

Pero las exigencias serán mayúsculas contra Venezuela, que llega con hambre de campeonato, liderados por los estelares Miguel Cabrera (Tigres de Detroit) y José Altuve (Astros de Houston), dos de los bateadores más temidos en las Grandes Ligas.

Además, contarán con la apertura inicial del «Rey» Félix Hernández, el as de los Marineros de Seattle, un ingrediente adicional para no perderse el choque.

«Jugar con y en contra de los mejores, de eso se trata el Clásico. Desde niño, esto es lo que quería hacer. Es mi sueño. Hacerlo contra uno de los mejores lanzadores en el béisbol es genial. Estoy muy emocionado. De veras que estoy esperando con ansias que llegue el momento», añadió Lugo.    

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

anibal garcia dijo:

1

11 de marzo de 2017

16:52:38


muy buen comentario de hecho es mi equipo favorito voy por los americanos 100pociento ,ayer le ganamos a colombia y hoy vamos por santo domingo 5x2....para la final sobre erto rico ,,,verdaderamente le voy a cuba ,pero dadas las circuntancias de que nuestros jugadores de mlb no pueden hacer el equipo cuba voy por los americanos ,,,pero ojala que cuba ganara el clasico,seria un orgullo para todos los cubanos ,,,no obtante felicidades para esos muchachos ,lo estan haciendo muybien