ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Foto: Ricardo López Hevia

TOKIO.— Este Japón que venció a Cuba 11-6, no se vio invencible sobre la grama del Tokio Dome en la primera jornada aquí del IV Clásico Mundial de béisbol. Puede que nos llamen loco o trasnochado, pero la verdad es que mientras más miramos lo ocurrido en el terreno, no nos vemos tan desquiciado.

Creo que la primera defensa de un equipo de pelota es su pitcheo, si este trabaja para sostener el embate adversario, los que custodian cada posición y los encargados de hacer las carreras con los bates, siempre tienen al rival al alcance. No por gusto, aunque un bateador no falle o decida el juego o realice el engarce que aseguró el triunfo, el crédito de la victoria va para el lanzador.

Y justamente fue eso lo que no tuvo la plantilla cubana en su estreno en el CM2017. Ninguno de los serpentineros que pasó por la lomita fue efectivo. Tal vez pueda hacerse una salvedad con el experimentado Jonder Martínez, a quien se le quedó una bola alta sin casi nada de velocidad ante un hombre como Yoshitomo Tsutsugo, de 44 jonrones en 133 desafíos en la pasada temporada profesional japonesa. No desaprovechó ese envío que era prácticamente de una competencia de jonrones, de esas que vemos en juegos de estrellas y la mando a un vuelo sin regreso.

Noelvis Entenza, Yoanis Yera, José Ángel García, Raidel Martínez. Jonder y Alain Sánchez tuvieron pésima efectividad en cuanto al empleo de lanzamientos y cuando un serpentinero tira más de la cuenta es que no encuentra el home. Y al buscarlo, entonces le pegan con facilidad como lo hizo un adversario tan aplicado táctica y técnicamente en el cajón de bateo, sin descollar por sus atributos con el madero en ristre.

Lo de José Ángel, el mejor cerrador cubano o el de más juegos salvados en las campañas cubanas, en el quinto episodio, si no es un desliz, al menos nos pareció raro, fuera de su hábitat por decirlo de alguna manera.

Con el partido 7-1 la amiga Sara Ferrara, que ha visto tanto juegos de Cuba como el más fiel de sus aficionados, nos comentaba. “Hacer seis creo que es mucho ante un pitcheo con tanta resolución como el japonés”. Sin embargo, los caribeños vencieron esa oposición de lujo, le batearon a los monticulistas anfitriones y lograron pegar el choque hasta 9-6, pero seguía ausente un hombre desde la tabla de lanzar que hiciera el trabajo.

Me dicen también que a Ayumu Ishikawa solo se le dieron dos jits en cuatro entradas. Pero si él, que finalizó con 58 disparos, pudo sostenerse fue porque Ryosuke Kikuchi en el primer inning cercenó un racimo con fildeo sobre lo que debió ser jit con dos abordos de Frederich Cepeda y luego Norichika Aoki congeló otras dos posibles facturas, la primera y más importante en el tercero, cuando atrapó, saltando y contra la cercas del jardín central lo que sirvió para elevado de sacrificio de Alexander Ayala, con lo cual se empató a una el encuentro. Después William Saavedra fue su víctima en el cuarto frustrándole un seguro extrabases.

Claro, Cuba con Roel Santos, inmenso en la pradera del centro; Gracial, a pesar de los dos errores, uno de ellos increíble pues no tenia que tirar, no había out en primera con el máscara Kobayashi corriendo, también respaldo a la lomita cubana e igual William Saavedra.

Los peloteros cubanos conectaron bien el mejor pitcheo del grupo, con rectas de 96 millas por horas como las de Takahiro Norimoto. Con un pitcher de los de primeras línea, quienes ayer no estaban destinados a salir, a lo mejor no estuviéramos hablando de una derrota o tal vez de un pleito –en el marcador—más cerrado, algo que debe tenerse en cuenta porque los sistemas de desempates gravan al que más carreras permite.

Justo eso le preguntamos al mentor Carlos Martí, ¿un pitcher de los de arriba en su staf le hubiera cambiado la cara al partido tras labor ofensiva que llegó a 11 imparables?

“Estamos cumpliendo un plan, el que nos trazamos. Los lanzadores que actuaron ante los japoneses eran los previstos, no otros. Les había hablado a ustedes sobre esa planificación. Pero sí, es cierto que tal vez con otro tirador nos hubiera ido mejor por el despliegue de los bateadores, algo que no nos había ocurrido en los juegos de preparación. No esperábamos batearle con esa facilidad a este pitcheo tan profundo”.

Martí ha sido celoso guardián de su estrategia, dijo que se concentraría en los juegos de China y Australia y así ha sido, ¿Pero no cree que es diferente, ahora con la obligación de ganar los dos, sin otra salida?, le preguntamos. “Claro estamos precisados, una derrota nos saca, sin embargo ese ha sido nuestra mirada, la estrategia que hemos concebido”.

Aseguró que Vladimir Baños sería el abridor ante China y Lázaro Blanco frente a Australia. Afirmó que tras Baños pudiera venir el el otro Vladimir y sus mejores hombres también. Cuenta con la ventaja de tener antes de Australia un día de descanso lo que le va a permitir recuperar a todos sus serpentineros.

Yoelkis Céspedes, de 4-3 y una anotada, compartió que “agradezco a mis entrenadores y a mis compañeros que me dijeron sale como si estuvieras en la Serie Nacional, así lo hice y el resultado salió. Estoy feliz de estar en el equipo Cuba y se que vamos a sacar esto adelante en los próximos dos juegos para poder calsificarnos”.

Roel Santos aunque se sintió algo molesto por el cambio es de los que cree que hay segunda vuelta para Cuba. “Claro que podemos, el equipo perdió pero no se vio mal, salimos a buscar el juego con una desventaja de seis, no es fácil y nos pegamos. Me siento muy satisfecho con lo que pude hacer a la defensa. Me he preparado muy bien, No, no es que me sienta mal por el cambio, lo que pasa que no me gusta –creo que a nadie—que me sustituyan en un juego tan importante”.

A nosotros tampoco nos encajó, Marti lo ha dejado siempre frente a pitcher zurdo y el es un bateador con más recursos que su emergente Jefferson Delgado. “Pero yo estaba buscando un batazo y el matancero para eso tiene más probabilidades”.

Dije que no condenaría la decisión de Martí, sobre todo porque ha sido fiel a su pensamiento, a lo colegiado con su colectivo de dirección. Yo sigo diciendo lo mismo, el traje de manager nos queda grande, pero la opinión sigue siendo la misma, nos parecía que debía buscarse desde la lomita una mejor defensa del juego y las posibilidades de éxito hubieran aumentado.

Mas, quedan dos juegos, los que la dirección del equipo Cuba ha trabajado con milimétrica exactitud y que también por lo visto ayer, aun cuando en pelota está demostrado que un día no se parece a otro, hay mayores posibilidades en los duelos que cierran el grupo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dalí dijo:

1

7 de marzo de 2017

13:37:03


Algunos foristas critican el color de uniforme del equipo cubano!No es x cuestión de pasarla gris en los proximos juegos, es simplemente xq es 1 color oscuro q absorbe más el calor para nuestros hermanos q están en temperaturas bajas(pocos acostumbrados) y el rendimiento sea mejor!Bno es mi criterio!Vamos hermanos q si podemos!

reynerio Respondió:


7 de marzo de 2017

18:48:56

No Dalí, el color negro u oscuro absorbe mas las longitudes de onda y protege contra el frío. Si hablas de belleza, si estoy de acuerdo.

José Alemán dijo:

2

7 de marzo de 2017

13:49:29


No me gusto que sacaran a Manduley de emergente cuando ha estado lesionado. No se si llevaron a Victor Victor creo que hubiera sido oportuno en ese momento mejor que Manduley.

ernesto dijo:

3

7 de marzo de 2017

13:50:31


Ese era el plan, regalarle el juego a Japón, por eso no solo uitlizó de la peor manera posible el pitcheo, sino que cuando el quipo se acercó puso a batear a Jefferson por Roel, para acabar de matar el inning, no podía permitir que el equipo le malograra su plan de ninguna manera

enrique15 dijo:

4

7 de marzo de 2017

14:00:04


Una cosita en la que muchos no parecen haber pensado: Estamos convencidos de que ganándole a Australia y China estamos en la segunda fase, pero... ¿Y si los Ausies le ganan a japón qué bolá? ¿Si hay triple empate? ¿Cuánto nos puede costar haber dado el juego por perdido contra Japón y perderlo entonces permitiendo 11 carreras por no usar nuestro picheo más hábil? Si no lo han pensado, discúlpenme por meter la tiñosa.

Osvaldo Respondió:


7 de marzo de 2017

15:22:55

Exacto Enrique! Dan por hecho que Japón le gana a Australia! La mentalidad debió ser siempre ir con todo desde el primer juego!

Erick Daniel Respondió:


7 de marzo de 2017

16:55:52

apoyo al compañero porque australia puede vencer a los nipone ya que no se vieron invencibles en la aparicion frente a Cuba lo que le falló el fildeo a los cubanos

Reyes Respondió:


7 de marzo de 2017

16:56:31

Enrique la mejor variable es la que se empleó, es preferible perder con japón sin emplear los mejores picher, que haber ganado empleando los mejores lanzadores, ya que como quiera hay que ganarle a Australia ya que podemos estar seguros que Japón le ganará a Australia y como quiera la decisiónMi alineación: 1-Roel CF, 2-Ayala SS, 3-Alarcón C, 4-Despaigne BD, 5-Saavedra 1B, 6-Gracial 3B, 7-Avilés o VVM según el picher LF y Céspedes RF. Estoy convencido de que esta es la mejor alineación, para el resto de los juegos, mejora la defensa en el LF y 2B y sobre todo crece la ofensiva, porque Cepeda, Venítez y Frank Camilo no lo están haciendo. para clasificar depende del tope Cuba-Australia y les aseguro que es mejor ganarle a Australia con loe mejores picher que con los de menor calidad. Hagan sus cuentas y verán que esa es la estrategia que tiene la dirección del equipo.

enrique15 Respondió:


8 de marzo de 2017

07:52:23

Reyes, no dudo que esa es la estrategia y que tiene su lógica, pero estamos dando por sentado que Japón le gana a Australia y eso no es tan seguro, de hecho dejé el juego 1 a 1 bien avanzado y en candela. Ganarle a Australia no nos garantiza ndaa, hay que esperar que ellos pierdan con japón, es mejor no depender de nadie. Por otra prte, si mis abridores son Blanco y García, ¿por qué no poner a García contra japón?

R Sánchez dijo:

5

7 de marzo de 2017

14:13:45


Quienes vieron invencibles a los japoneses fueron los directivos del equipo Cuba....y mandaron un mensaje equivocado a los jugadores: "Vamos a perder"...si las cosas se complican este juego nos manda de regreso....Este equipo de Japón no es como el del primer clásico, su pitcheo es bateable....Ojala tengamos suerte.