ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner

«Me dirán loco, pero Cuba le va a ganar a Japón, cualquiera que sea el pitcher», así dijo Waldo en nuestra web, cuando la columna Tirándole publicó el pasado 28 de febrero el ar­tículo ¿El oráculo del CM 2017?, en el cual dijimos que la selección nacional alcanzaría la segunda vuelta del Clásico Mundial que comienza el próximo lunes.

En ese intento de profecía expusimos que los cuatro elencos que jugarían las semifinales en Los Ángeles se­rían Estados Unidos, Venezuela, Sud­corea y Japón. Es decir, dejábamos a la escuadra comandada por Car­los Martí en la etapa intermedia, presuntamente lidiando con japoneses, sudcoreanos y holandeses.

Pero fijamos que para el elenco antillano «no hay cotas infranqueables, pero tiene que poner su mejor béisbol», que dada las características de la lid y la calidad de los adversarios, pasa por la efectividad de los lanzadores, con mayor responsabilidad en los relevistas. Tratamos entonces de apegarnos a las posibilidades más realistas de la selección cubana.

Es cierto que no abordamos una de las aristas que pueden hacer trizas los vaticinios, la volitiva, la que cada jugador le imprime más allá de sus atributos físicos o técnicos. Eso lo hicieron en la web de Granma algunos de sus usuarios, como el del sugerente nombre de Analítico:

«Aun cuando muchos consideren que nos puede segar la pasión, somos del criterio, que nuestro equipo debe salir a buscar cada victoria, sin mirar el contrario desde abajo, jugar una pelota con pasión, sin errores o con el mínimo de ellos.

Tenemos, al igual que el contrario ánimo del éxito. Sí se puede. Podemos presentar una maquinaria cerca de lo perfecto. Lo mejor está por verse. Ánimo cubanos, cada uno de nuestros corazones estará latiendo a la par de nuestros muchachos. Aspiremos siempre al buen desempeño que nos llevará al éxito».

Igual lo expresó Wilfredo en ese espacio. «La vida ha demostrado que tras el esfuerzo, la voluntad y la fe en la victoria, todo es posible. Y no me cabe la menor duda de que por las venas de los integrantes de la selección cubana hay estamina y estirpe de corajudo espíritu de victoria». Lo secundó RAFR: «Creo que el equipo la tiene difícil, pero si juegan como jugaron en la Serie del Caribe, creo que haremos un mejor papel que en el anterior clásico. Hay que salir a ganar todos los juegos, a Japón se le puede ganar, nuestro nivel a lo interno ya no es el mismo, pero el equipo es lo mejor que tenemos en el país en estos momentos. Lo que hace falta es que estos jugadores tengan paciencia en el home y que se crean que sí se puede. Quizá el no ser favoritos nos ayude, pues no tendrían presión. Solo quiero que jueguen con agresividad y luchen como siempre hemos luchado los cubanos».

Y como en la pelota poner de acuerdo a dos personas es casi una quimera, el que firma Garra Azul exteriorizó lo que quiere y al propio tiempo su propia pesadilla: «Mi deseo: Cuba campeón del Clásico. La realidad: Cu­ba no pasa de la 1ra. vuelta». Rurro fue duro con Wado y le dijo «tú no eres lo­co, tú lo que no sabes nada de pelo­ta». Mientras, Javier trató con más res­peto: «por un momento casi me lo creo y te confieso que se sintió muy bien... pero eso que dices es soñar despierto... ojalá».

No voy a decir lo contrario a lo opinado el 28 de febrero pasado en cuanto a las posibilidades de Cuba. Solo quiero hacer un paréntesis en esta rica ágora beisbolera que es nuestro país. Si Cuba rebasa la segunda fase y se va hasta Los Ángeles, sí sería una hazaña, pero no una sorpresa. Tal vez no pasemos por el mejor momento en cuanto a individualidades, pero nos sobra buen béisbol y tenemos peloteros capaces y espíritu de victoria.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Carlos Hernández dijo:

16

16 de marzo de 2017

18:04:22


Me perdonan si soy muy duro, pero no hay justificación, en el beisbol se está haciendo todo equivocado, no existen en este planeta superman, todos los hombres son de carne y hueso y el beisbol lo llevan los cubanos hasta en la médula de los huesos, nada que aquellos son de grandes ligas ni nada, el equipo Cuba a jugado con equipos de grandes ligas y ha ganado y ha perdido y lo que está haciendo el equipo Cuba es bochornoso. Soy cubano de pura cepa y llevo a mi Cuba en el corazón y me duele ver lo que ocurre, no sé si es que al equipo Cuba le falta Fidel, que daba unas inyecciones de entusiasmo tremendas, o no sé que, pero no hay superhombres y los cubanos enanitos del beisbol, nada de eso lo que falta es psicología, estrategía, empuje, DIRECCIÓN, pero Cuba con todo y los cubanos que se van a otros lados tiene para ganar. A mi se me cae la cara cuando sale practicamente el equipo Cuba a la serie del caribe, contra equipos de segunda o tercera clase y pierde, que es eso. Ya se han metido en la cabeza que son enanitos del beisbol, hace un tiempo nos creíamos grandes beisbolistas y lo eramos de verdad, esa psicología esa persección se ha perdido. Ya vamos a un torneo y estamos derrotados antes de jugar, esa esencia se perdió y si no se recupera estamos fritos. Creo hay que cambiar entrenadores directores y san Juan de los palotes pues no sirve lo que están haciendo. Saludos.