ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La estimulación al estudio de la ciencia en niños y jóvenes constituye prioridad de las alianzas entre el Mined y la ACC. Foto: Yaimí Ravelo

Pensar Cuba, su visión de futuro como nación y las soluciones a los problemas que enfrenta en plena actualización de su modelo económico social, pasa ineludiblemente por «engrasar» el motor que constituye el desarrollo de la ciencia.

Ante este reto funge la Academia de Ciencias de Cuba (ACC) como institución nacional adscrita al Citma, que brinda asesoría y consulta para el Estado cubano, y tiene entre sus objetivos –probablemente con más urgencia que nunca–  el de contribuir al desarrollo y promoción de la ciencia, y el estímulo a la investigación científica de excelencia a través de la entrega de sus premios anuales, además de la interrelación con otras instituciones internacionales y de carácter nacional.

Fueron estos los retos que delinearon la conferencia impartida por su presidente, el doctor en Medicina Luis Velázquez Pérez, en el contexto del X Congreso Internacional Didácticas de las Ciencias y XV Taller Internacional sobre la enseñanza de la Física.

Como una organización que define nuevas estrategias, a lo interno la ACC trabaja –según declaró Velázquez a Granma al término de su conferencia– en la creación de un consejo técnico asesor, que sirva de fortaleza y soporte en el cumplimiento de su función principal de asesorar al Estado, así como constituir el Observatorio de la Ciencia, fortalecer la Revista Anales de la Academia, y la creación de una reserva de cuadros científicos a lo largo y ancho del país, entre otros.

Con los académicos, por su parte, las proyecciones se concretan en el enfrentamiento a las necesidades que tiene el desarrollo de la ciencia; su promoción desde los diferentes niveles de enseñanza, y sobre todo desde las edades tempranas; el trabajo con los jóvenes; impulsar la actividad investigativa; y en materia de comunicación, lograr incrementar la cantidad de publicaciones científicas y contribuir a la creación de un programa nacional de doctorados.

Sobre la entrega del Premio de la ACC  –«el más importante que en esa materia concede el Estado cubano», cuyo acto de otorgamiento sucederá este viernes-, afirmó que de todas las propuestas que se han realizado hasta la actualidad, el 38 % resultan ganadoras. Hasta el momento, añadió, se han entregado 1 235 a escala nacional. «Implica mucha exigencia. Por lo general sus autores son doctores, investigadores titulares o con otra categoría superior, que brindan un aporte concreto a la investigación, y han publicado artículos científicos en revistas de alto impacto».

Entre otras transformaciones que lleva a cabo la institución, se encuentra la creación de filiales en la región oriental y central del país, agregó Velázquez, y se refirió a las acciones de colaboración que realiza de conjunto con el Ministerio de Educación, en aras de potenciar el desarrollo temprano del pensamiento científico, como el auspicio y colaboración académica y docente para círculos de interés, competencias de conocimiento y sociedades científicas; visitas y conferencias de académicos destacados a los centros educativos; escuelas de verano que favorezcan la motivación de niños y jóvenes por el tema, y el desarrollo de olimpiadas y exposiciones, entre otras.

Los desafíos de la enseñana de la ciencia, desde su perspectiva, se encuentran en la necesidad de la aplicación de las tecnologías en el proceso docente-educativo, y seguir intencionando el trabajo con los niveles de secundaria básica y preuniversitario, así como con los estudiantes talentos.

Solo así podremos avanzar en el desarrollo de la sociedad, refirió el especialista, pero para eso hay que lograr que los jóvenes entiendan que la ciencia está en todas las esferas de la vida, y analicen los problemas aplicando el método científico. A su vez, dijo que «los académicos están llamados a estar presentes en todos los aspectos relacionados con el desarrollo social, económico y político del país».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.