ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El doctor Luis Hernández Santana, impulsor de la robótica en el país. Foto: Del autor

VILLA CLARA.–Luis Hernández Santana heredó de su padre esa sed de conocimientos que lo caracteriza, la misma que lo llevó un día a matricular la carrera de Ingeniería en Control Automático y más tarde a hacerse doctor en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas (UCLV).

Fue así como a partir de sus inquietudes en el mundo de la automática, resultó seleccionado para ir a la antigua Checoslovaquia a formarse en robótica de manipulación.

Allí, además de adquirir vastos conocimientos en ese campo, tuvo la amarga experiencia de ver la caída del socialismo, con lo cual se frustraban muchos de sus sueños, porque como él reconoce, «en medio del periodo especial era una utopía pensar en Cuba en la robótica o algo parecido».

Pero, como el que persevera triunfa, participó en eventos internacionales en los que entró en contacto con el mundo de los robots móviles e impulsó el Grupo de Automatización, Robótica y Percepción (GARP) de la UCLV, para lo que fue esencial el apoyo de especialistas e instituciones académicas de España y Bélgica, mediante financiamiento y el acceso a las tecnologías imprescindibles.

DE LA CIENCIA FICCIÓN AL ROBOT SUBACUÁTICO

Desde principios del siglo XXI el equipo de trabajo que acompaña al doctor Luis Hernández Santana comenzó a adentrarse en el mundo de los Vehículos Autónomos no Tripulados, y llegó incluso a completar un pequeño helicóptero diseñado bajo esos principios.

Aquel logro llevó al Centro de Investigación y Desarrollo Naval de Cuba (Cidnav), a solicitarles a los investigadores de la Marta Abreu iniciar una labor similar en robots subacuáticos, lo cual constituía un cambio radical en el trabajo desarrollado por el grupo perteneciente a la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la universidad villaclareña.

«Aunque era un reto muy grande, admitimos el desafío. En ese caso, nuestro primer objetivo fue programar el piloto automático del submarino, para luego enfocarnos en los sistemas de supervisión y los controladores de rumbo y profundidad,explica Luis, quien añade que lo más significativo fue alcanzar el propósito a partir de códigos creados por ellos, capaces de resolver la arquitectura del software, el hardware y el resto de la ingeniería del vehículo, lo cual representaba un aporte a la reducción de la brecha tecnológica con relación a los países más desarrollados en este tema».

El sistema creado fue sometido a evaluaciones experimentales durante dos años, en un trabajo conjunto con el Cidnav y resultados muy exitosos, explica el doctor Hernández Santana, y agrega que con ese trabajo completaron el desarrollo de un sistema de control automático (piloto automático) para aparatos sumergibles.

Tal logro resultó validado a escala real en pruebas de polígono de mar, donde garantizaron la navegación estable con control en los planos horizontal, rumbo; y vertical, profundidad, así como el seguimiento automático de una trayectoria por indicación de Sistemas de Posicionamiento Global (GPS) del vehículo naval con profundidad controlada.

Por la importancia de la inventiva, el Grupo de Automatización, Robótica y Percepción de la UCLV y el Cidnav obtuvieron un Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba, además de ser reconocido como el resultado de mayor aporte a la defensa del país del Ministerio de Educación Superior.

DRONES PARA LA AGRICULTURA DE PRECISIÓN

Como parte de un sólido espíritu de superación, los investigadores en robótica de la Universidad Central de Las Villas evolucionaron del trabajo con sistemas de código cerrado a sistemas de código abierto, a los cuales incorporaron diferentes mejoras, proceso que permitió al equipo consolidar el desarrollo de vehículos autónomos y enfocar sus esfuerzos en el tema del procesamiento de datos, asegura Hernández Santana.

Bajo la dirección del polo científico productivo de la provincia de Villa Clara, con apoyo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude) y gracias a los vínculos con el Grupo Empresarial Azcuba y el Instituto de Investigaciones de la Caña de Azúcar (Inica), el equipo comenzó a incursionar en el tema de la agricultura de precisión, un concepto poco explotado en el país y que permite una alta capacidad de estimación, planeación y eficiencia en las tierras de cultivo.

El método, que es empleado por grandes potencias agrícolas como Estados Unidos, Canadá o Brasil, precisa del empleo de sensores, imágenes aéreas y satelitales, GPS y de información geográfica, con el objetivo de brindarle al productor un conjunto de herramientas novedosas y sumamente útiles para su labor.

Para ello, el GARP enfocó sus esfuerzos en el desarrollo y explotación de drones y la tecnología acompañante, como la fotogrametría, las cámaras multiespectrales y el procesamiento de imágenes, con los cuales pueden detectarse plagas o enfermedades, déficits de nutrientes y agua, características del suelo y otras situaciones imperceptibles al ojo humano, explica el avezado científico.

La primera experiencia de este tipo la tuvieron en la UBPC Desembarco del Granma, de Santa Clara, donde la pequeña nave provista de una cámara convencional captó imágenes cartográficas y topográficas a un costo mucho más asequible que las tomadas por sistemas satelitales o mediante aviones de mayor porte, que posibilitaron la actualización catastral de las tierras.

La posterior adquisición de una cámara multiespectral significó un paso superior en las investigaciones, pues al ser acoplada a un dron permite la obtención de datos que, una vez procesados por un software especializado, arrojan una variada información: modelos de superficies de cultivos y de altura de la planta, espacios vacíos sin explotar adecuadamente, composición de los suelos, deficiencias de nitrógeno en el terreno e índices de vegetación, refiere el doctor Hernández Santana.

Las ventajas del empleo de un dron resultan considerables, porque te permite saber, por ejemplo, cuántas plantas tienes en el campo y con ello puedes estimar los rendimientos o apreciar si existe en una zona específica del terreno estrés hídrico, nutricional o algún tipo de enfermedad, además de conocer qué área necesita una mayor dosis de fertilizantes o plaguicidas o hacia dónde debe enfocarse el riego, lo cual de por sí ya resulta un ahorro considerable de recursos, precisa el investigador.

Una experiencia que demuestra la validez de los estudios del GRAP es el trabajo realizado con las combinadas Case IH Austoft 8000, a las cuales configuraron el sistema automático de recolección de datos instalados por el fabricante en esos equipos, para poder explotar toda la tecnología ya incorporada.

«Acoplamos el monitor de rendimiento de la computadora de cada equipo al GPS y logramos obtener los datos de las más de 30 variables recogidas por la máquina cada un segundo, lo cual nos posibilita conseguir una mayor eficiencia en el consumo de combustible y en la planificación de las tareas», alega el doctor.

Estos procederes han sido evaluados, primero en el central Jesús Rabí, de Matanzas, donde se introdujo con éxito la tecnología de automatización en la agricultura cañera; y luego se han validado en Villa Clara, con el apoyo de Azcuba y de la Estación Territorial de Investigación de la Caña de Azúcar de Villa Clara.

Otro resultado palpable del grupo de trabajo liderado por Hernández Santana es el sistema de riego automatizado con tecnología inalámbrica, que puede ser empleado, incluso, si el operario se encuentra a kilómetros de distancia, utilizando para ello las ventajas que ofrece el incremento de la red de telefonía móvil en el país.

«Resulta un proceder sencillo, en el cual es necesario configurar la dirección IP para conectar el celular a un autómata instalado en el regadío de pivote central. Desde el punto de vista práctico, el sistema permite un ahorro considerable de agua y energía, la humanización del trabajo y la elevación de la calidad de la planificación, fiscalización y el control del riego», explica el especialista.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jose L dijo:

1

24 de febrero de 2018

23:34:03


Por favor, de ser posible den cobertura a este evento. Saludos http://jorgen.cubava.cu/2018/02/14/tuandroid-te-invita-al-tercer-encuentro-de-la-comunidad-android-de-cuba/

Antonio Centeno dijo:

2

25 de febrero de 2018

01:05:17


Felicitaciones por tan útil uso de la tecnología, lo digo como especialista en IA (Inteligencia Artificial). Desde San Francisco, USA Antonio