ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Youtube

Un equipo de la Universidad de Illinois ha creado una batería hecha con material biodegradable que se disuelve completamente después de tres semanas en agua que podría ayudar en el desarrollo de dispositivos biomédicos que monitorean tejidos y distribuyen tratamientos dentro del cuerpo, informa la revista científica 'Nature'.

Esta batería utiliza ánodos de papel de aluminio de magnesio y cátodos de hierro, molibdeno o tungsteno. Todos estos metales, cuyos iones son biocompatibles en bajas concentraciones, se disuelven lentamente en el cuerpo. El electrolito entre los dos electrodos es una solución salina tamponada con fosfato y todo el sistema está embalado en un polímero biodegradable conocido como polianhídrido. Al disolverse el dispositivo libera magnesio en una concentración que no es perjudicial para el organismo.

Los investigadores señalan que el dispositivo biodegradable también podría tener aplicaciones ambientales, convirtiéndose en un sensor químico capaz de evaluar un derrame de petróleo y simplemente disolverse después en el océano.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dr. José Luis Aparicio Suárez. dijo:

1

27 de marzo de 2014

15:50:59


La ciencia es el camino al desarrollo, cuando se hace con responsabilidad y tino. Cada resultado novedoso, aunque hay que apreciarlo con cautela y sin crear falsas expectativas, es un paso hacia la solución de problemas concretos. Enhorabuena este descubrimiento.

Freeman dijo:

2

3 de abril de 2014

14:58:24


muy bueno eso, solo hace falta que sus creadores le den el mejor y el mas humano de los usos.