ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Mi nombre es Bárbaro Ramón Díaz Matos y resido en el municipio de Antilla, hace ocho cursos que estoy prestando servicio en el Ministerio de Educación en la provincia de La Habana, como parte del contingente de profesores; laboro en un preuniversitario del municipio de Diez de Octubre.

Al salir de mi provincia Holguín, mi expediente fue remitido desde mi municipio a la dirección provincial, en ningún momento a solicitud mía logré que fuera trasladado al municipio donde laboro, luego de permitirse la entrega personal de este documento me presento en la oficina de OTS de la provincia de Holguín, y me informan que mi expediente nunca fue entregado en el municipio donde resido. Me dirigí al municipio de Antilla y me mostraron el documento donde consta que mi expediente fue entregado junto con el de otro compañero, que sí lo tiene en estos momentos en la dirección municipal del mismo municipio donde estoy actualmente trabajando.

Como consecuencia de esto, desde hace cinco años estoy dejando de percibir en mi salario la antigüedad de los 18 años que laboré en mi municipio. He contactado con el compañero que atiende este proceso en Holguín y me plantea que él no sabe dónde está mi expediente, y en el documento donde se prueba que el mismo fue entregado en Educación Provincial, el nombre de quien lo recibió es de ese mismo compañero.

No acabo de entender cómo es que un documento tan importante se pierde, cuando los encargados de custodiarlo en aquel entonces no permitían que el trabajador lo recogiera cuando se trasladaba de provincia. Creo que yo lo hubiera custodiado mejor y no estaría pasando por la situación que tengo, afectación salarial, además de la constancia necesaria de casi 18 años de trabajo que están plasmados en dicho expediente, y que serán necesarios para cuando me llegue la hora de la jubilación.


Bárbaro Ramón Díaz Matos,
Párraga 122, apto. 9, entre Santa Catalina y Milagros,
Diez de Octubre, La Habana.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.