ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Mientras realizaba mi diaria ruta al trabajo en el ómnibus metropolitano p9; no pude dejar de reflexionar sobre todos los comportamientos que, en los interminables 20 minutos que dura el viaje, vi manifestarse a mi alrededor.

¿Será que está de moda una vez más la onda disco de los 70 de andar en patines y con música de ese género reproduciéndose de un equipo que se transporta en el ómnibus? ¿Es un comportamiento que estamos en la obligación social de aceptar?

Así, me surgieron más preguntas que respuestas, las
cuales en ese momento disminuyeran mi descontento e irritación con las personas que pueden resolver comportamientos como los acontecidos en ese transporte urbano.

Es parte de lo cotidiano compartir con estas personas la guagua, el rutero y hasta los almendrones. Es común que el volumen con que eso dispositivos tan modernos reproduzcan la música sea desconcertante, pues nos acostumbramos a ese proceso inversamente proporcional, en el que los reproductores se han desarrollado tecnológica y estéticamente y aquella música que reproducen pareciera haber involucionado su poética y retórica.

Pero, ¿acaso tenemos que aceptar como comportamiento social los bailes de todo tipo, las groserías y que se encienda no uno, si no varios cigarros?

Con toda esa situación en progreso, el chofer solo mira por el retrovisor pareciendo agradarle el clip que transcurre en el fondo del carro.

La culpa la tenemos todos, pero principalmente las autoridades pertinentes por tanta permisibilidad. Por no tomar a tiempo las medidas necesarias para evitar que males como estos se propaguen.

¿Es un error en el manejo estatal? ¿Es culpa de la familia? ¿Debemos señalar el trabajo de la escuela? Tres instituciones que al parecer no están engranando bien el mecanismo para lograr lo que se ha querido. Porque cultura no implica solo conocimiento académico. Implica, además de una gran variedad de ideas, características que nos identifican, una serie de comportamientos que deben ser considerados por la sociedad en general como correctos, que no atenten contra la legalidad o tranquilidad de los que nos rodean. Implica saber respetar, reconocer cuando nos comportamos de manera equivocada o de reconocer que nuestro accionar está perturbando al que está a nuestro lado.

Pensando en esto no pude dejar de preguntarme..., ¿realmente nos hemos convertido en esa sociedad más cívica por la que se ha estado trabajando desde los inicios de los tiempos revolucionarios?

 

Pedro Mariño Hechavarría,
Calle 70, entre 25 y 27 no. 2507, Playa, La Habana

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

ernesto dijo:

1

15 de junio de 2018

04:46:55


Cada dia la sociedad cubana retrocede en urbanidad y comportamiento social, moral y etico. Si alguien no lo cree asi, que salga de su oficina y de su automovil y camine por las calles de las ciudades. Pero las autoridades no reprimen esos comportamientos y todo queda en charlas y en el consabido "responsabilidad de todos".

Roberto dijo:

2

15 de junio de 2018

12:49:48


La música y el volumen de los equipos en ómnibus, almendrones, bicitaxis y otros medios de transporte es más que irrespetuoso, todos tratando de que su equipo sea el más oido eleva más el volumen y de la música ni hablar, chavacanerias, grocerías, malas palabras, falta de respeto y denigran principalmente el sexo femenino; pero... por qué se permiten estas aberracines en establecimientos y equipos estatales. Quien debe regular y controlar este fenómeno cada día más creciente o este será otro problema como el de la limpieza de los ómnibus que parece no ser de nadie.

Orlando dijo:

3

18 de junio de 2018

17:25:12


Yo vivo en boyeros y ya es iposible estar tranquilo un minuto en el mismo pueblo de boyeros frente al local del pcc està la feria agropecuaria y todos los dias a todas hora esta puesta la musica pqra todo el pueblo esté o no esté programada alguna actividad, pero por la prte de atras de la feria a menos de 60 metros del pcc frente al TRD hay un local con obras de pintura que enmascara un bar con gran musica y frente a la trd hay decenas de muchachas de todas las edades esperando que un borracho la invite a cualquier cosa , esto ahora ha disminuido un poquito por que La Herradura abrio y ese es el lugar oficial para hacer tuidos de musica hasta cualquier hora de la madrugada , pero si es encima del cine frente a la panaderia y en otros lugares por la ave vantroi buscando el tecnologico villena a pesar de que hay una gran unidad de la pnr, pero si es en el parque de santiago de las vegas, en la entrada de ese pueblo , en fontanar y entodos los barrios y en edos barrios hay nucleos zonales del pcc y de otros niveles del pcc y segun la constituciôn el art 5 el pcc es el que manda , pero lo logra ?. A esto añada todos los demas ruidos dr alarmas carros triciclos y demas desastres y los organos de base del pcc estan en todos esos lugares. SI MANDAN QUE RESPONDAN POR LOS RESULTADOS como pcc

J glez dijo:

4

26 de junio de 2018

03:31:20


Saludos.Antes quiero agradecer su inquietud por lo planteado que a mi criterio le sobran todas las razones y quiero agregar ., que en el capitalismo en cuba avía mucho menos nivel escolar en sentido generar pero avía mucho más comportamiento social positivo que lo que vemos hoy donde quiera que nos paremos ., Nadir o casi nadie le pide permiso a ninguna persona para nada , las palabras mal dichas y grosera son tan avitual que al parecer están en el digsionario ( en el cubano ). He conversado con personas estrangeras ( turistas ) y me han comentado que se dice en su país que en cuba hay buen nivel escolar pero por lo que se ver en las calles eso no es verdad., pero que si han visto en zonas campesinas una diferencia en actitud y es que teniendo menos nivel y en algunos casos ninguno ., su comportamiento es acogedor más familiar y su comportamiento de mucho más respeto , aunque se ve no tener un alto nivel pero si un gran céntimo del comportamiento como ser humano. Sobre lo que usted plantea de la música , lo alto que se escucha no solo en guaguas y en coches ., esto ya se a generalizado de tal forma que al parecer ., no es escuchar cultura , es no tener cultura, y no es solo el que la trai sino incluso hasta el propio conductor del obnibus también lo hace. Lo de la fuma lo hacen por la indolencia de los órganos competente al no tomar medida ., no se respeta nada ni a nadie y todo se está convirtiendo en una situación que nos está conduciendo a que los turistas que nos visitan se están llevando la peor opinión de nuestro país. Muchas gracias por la opinión que usted a trasmitido y de seguro todo el que tenga un mínimo de educación mucho será agradecida . Espero que las administraciones y autoridades competentes que tengan que ver directamente con su planteamiento no se hagan de la vista gorda y tomen carta en un asunto tan importante que deja mucho que desear de la educación de los cubanos .

Leonor Pupo Cotilla dijo:

5

26 de junio de 2018

15:25:39


Buenas tardes, al parecer la contaminacion sonora está sucediendo en todo el pais, vivo en Santiago de Cuba, en el poblado de Boniato, a donde hay un lugar nombrado Punta de Plancha allí la musica estremadamente alta, dura de lunes a domingo de dia y de noche, la casa de mi hermano está muy cerca de este lugar y no es posible ni intercambiar palabras, mi cuñada padece migraña y la musica retumba tan fuerte dentro de la casa que ella tiene que ir a dormir fuera, un dia a mi casa, otra en casa de su hija, mi hermano esta padeciendo sordera, pues son muchos años con esta afectacion, la queja se ha dado a todos los factores, PCC, policia, gobierno, del poblado y nadie durante tantos años ha solucionado el problema, no hace falta un sonómetro para medir que ese ruido esta por ensima de 70 dicibeles, y que apelar a la conciencia de esos compañeros no sirve, porque ellos al contrario de bajar la musica a las 2 de la madrugada la suben como si fuera un burla. Yo al ver el articulo y los comentarios de ustedes decidi escribir, pues problemas parecidos suceden en toda Cuba y no se sabe quien debe hacer cumplir la ley.