ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Eran las 8:00 a.m. del 19/2/18, cuando coincidiendo con el cambio de guardia en el policlínico Rafael Valdés Menéndez, ubicado en calle 38, entre 97 y 99, Las Delicias, Cotorro, llega un ómnibus P-2 auxiliando a un hombre que producto de una bradicardia, luego de toda una noche con arritmia, había perdido el conocimiento.

La solidaridad de los pasajeros, más la del conductor que logró con su habilidad desviar por estrechas calles un articulado vehículo, hicieron posible llegar a tiempo hasta el citado policlínico. Allí se multiplicó el amor de doctores y doctoras, y personal paramédico, que dieron muestras de que en cada uno de ellos hay un Martí y un Fidel; hay un Raúl y un sistema de salud cubano, que es el que más solidaridad demuestra día a día en Cuba y en decenas de países del orbe, convencidos de que «Patria es humanidad».

A los solidarios pasajeros del P-2, de la terminal Alberro del Cotorro; a su conductor; a los galenos del turno saliente de una complicada guardia; al turno entrante de una no menos complicada jornada, a todos los trabajadores de ese centro que me llevaron su sonrisa de aliento esperanzador, y en especial a la doctora Yanilsy Matos, al doctor Alberto Armas, las enfermeras Anet y Mayra, a la directora del centro Yurima Fonseca y su vicedirectora de Asistencia Médica, Rosa Linda María, un especial reconocimiento por su permanente presencia al cuidado del paciente. Todos dieron muestras con este y otros pacientes del por qué Cuba es una potencia médica.

El agradecimiento por haberme dado la oportunidad de expresarles mis gracias y haber demostrado los valores que hay en ellos y que no se cuentan todos porque no alcanzarían cuartillas para expresar tanto amor.

Uno de los millones de agradecidos.

 

Raúl Díaz Borges,
Edif. 16-B, Apto. 6, Alberro,
Cotorro, La Habana.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dr. Lafita dijo:

1

3 de marzo de 2018

17:16:40


Hace un tiempo vi un reportaje de un hombre que murió frente a un centro cardioógico producto de la negligencia y de la falta de dinero. Para esos que aprovechan las redes sociales para hablar barbaridades de nuestro país, aquí les va un ejemplo de que NO TODO en Cuba es malo. Mi felicitación a todos los que dieron feliz término a este caso.

Miriam Ruiz García dijo:

2

4 de marzo de 2018

09:21:15


Viva CUBA; Viva la REVOLUCIÓN SOCIALISTA que ha sido capaz de crear estos valores en su pueblo.