ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

En la publicación el consumidor, Luis Antonio Cerviño Lorie, vecino de calle 494 A, entre 5ta. y 7ma., Guanabo, La Habana del Este, denunciaba que llevó a sus hijos al parque de diversiones La Isla del Coco, pues el menor cumplía años y hace un año la habían pasado muy bien, agregando que lo que ocurrió allí fue indignante para todos.

Al respecto informó Sergio Suárez González, director de la Empresa Provincial de Recreación y Turismo de La Habana, que una vez conocidos los hechos a través del medio de prensa procedieron a visitar al recurrente para esclarecer y ampliar los hechos denunciados, manifestándonos que escribió a la prensa para que se tuvieran en cuenta esas irregularidades y se trabajara en erradicarlas, en el mismo acto refirió que fue maltratado por dos trabajadores de la instalación, en el ejercicio de sus funciones, la cajera recaudadora y el técnico de seguridad y protección, quienes ante los requerimientos de él y el resto de los allí presentes no brindaron ninguna información al respecto, además de no informar a la administración de los sucesos ocurridos para poder dar respuesta al hecho.

Explicó que realmente la instalación se encontraba presentando servicios con solo cuatro equipos, al estar ejecutando reparación y mantenimiento de los mismos, con el objetivo de crear las condiciones para la apertura del verano, lo que era imposible acometer con ellos funcionando, acción recomendada por los compañeros de Inoxidable Varona, existiendo varios dictámenes del Centro de aplicación tecnológica y desarrollo nuclear (Ceaden), donde recomiendan la utilización moderada de los equipos en uso.

Posteriormente se efectuó un análisis en el consejo de dirección de la empresa, con la participación de los directivos de la entidad en cuestión, determinando que al recurrente le asistía la razón,
considerando que las violaciones cometidas fueron de carácter grave y transgredían los derechos de los consumidores; de lo que se derivó la aplicación de tres medidas disciplinarias consistentes en democión temporal por seis meses al director de la instalación, separación definitiva de la entidad a la cajera recaudadora y al técnico de seguridad y protección.

Argumentó que se suspendió la relación contractual con el trabajador por cuenta propia que brindaba el servicio de alquiler de ponys, atendiendo que aun cuando es un servicio demandado por los clientes, los precios no estaban acorde con las normativas establecidas por nuestra empresa, además, que estaban afectando la estructura ornamental de la instalación y sus áreas verdes.

 

Teresa Mora Marichal,
Directora Dirección de la Unión de Empresas de Comercio y Gastronomía, La Habana

 

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Antonio Vera Blanco dijo:

1

29 de diciembre de 2017

09:03:11


La Indemnización es lo que falta.

Saphira dijo:

2

29 de diciembre de 2017

09:18:50


La respuesta de Teresa Mora Marichal es de las pocas que me deja bastante satisfecha, creo que se aplicaron buenas medidas y no la ya muy maltratada amonestacion que deberia desaparecer porque no cumple ningun objetivo al menos con las cosas que leemos aqui y tambien el Juventud Rebelde.

Esteban Morales. dijo:

3

29 de diciembre de 2017

11:26:42


Un articulo tan largo para casi no decir nada,.Todo muy criptico.Cuales fueron las violaciones quines la realizaron. Casi no dicen nada.Quienes los responsbles.

Teodoro dijo:

4

29 de diciembre de 2017

17:57:54


Saludable para la empresa de comercio el análisis y las sanciones correspondientes en la Isla del Coco, pero no queda claro si se dispondrá en el futuro de todos los aparatos allí instalados, si se protegerá la oferta para que los niños y padres no queden decepcionados y si se proyecta un futuro el alquiler de ponys, ya que es un servicio demandado, como reconoce la directora de la empresa. No creo que cerrar el contrato con el cuentapropista resuelva el problema, pues ahora los niños no podrán disfrutar el paseo en el pony, ¿No se pudo llegar a un acuerdo respecto al precio?

Sergio dijo:

5

29 de diciembre de 2017

22:50:52


Buen proceso aunque es necesario seguir mejorandolo. Es una buena herramienta para dar voz y ayudar a la población frente a situaciones deficientes con entidades que no son capaces de reaccionar y corregir en el momento. Es loable el esfuerzo y la acción de la Unión de Empresas para analizar la situación generada y dar respuesta al afectado, buscando que no vuelva a ocurrir. Y la publicación de ese proceso como medida regeneradora, rindiendo cuentas. Pero ¿resuelve el problema señalado por el consumidor el 9 de junio? Primero, la respuesta llega más de 6 meses después de la publicación; es decir, ¿es necesario tanto tiempo para cumplir y analizar un reclamo?; ser oportuno es una cualidad clave en la prestación de servicios a la población. Segundo, como resultado una compañera y un compañero despedidos; sin duda trasgredir "el derecho del consumidor" (en palabras de la nota de la Unión de Empresas) haciendo esperar una hora a varias familias es una grave, pero si no es recurrente o no hay antecedentes, ¿no es acaso muy poco pedagógico y comprometido con el colectivo laboral de su empresa, habiendo podido utilizar alguna sanción temporal o más leve, más un proceso de formación en atención a la ciudadanía o "al consumidor"? Con la información que dan en la nota se deduce que fue una medida excesiva. Y tercero; ¿resuelve estas medidas el problema que informa el afectado? no creo; él dice que fue a disfrutar del parque y solo se encontró con cuatro aparatos funcionando. ¿seguro que todos los aparatos restantes, que son muchos, debían estar todos al mismo tiempo en reparación o mantenimiento? no; con planificación debían de estar la mayoría funcionando. Esa autocrítica debería estar en su nota de conclusiones.