ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

El problema comenzó el 14 de febrero del año en curso, cuando me dirigí a la sucursal Riviera de la Empresa Eléctrica, del municipio de Santa Clara, provincia Villa Clara, con el objetivo de formular queja, por mostrar inconformidad con el elevado importe por concepto de pago de corriente del mes de enero. Al llegar un cartel decía que martes y jueves no se atendía por dedicar estos días para trámites.

Al día siguiente volví a personarme en el lugar, enterándome que el día anterior habían atendido. Manifesté mi preocupación por el consumo súper elevado que me venía en el recibo del mes de enero, al punto de estarme cobrando 324,40 pesos. No tengo equipos altos consumidores, no tenemos ducha eléctrica ni calentador, ni microwave, ni aire acondicionado, Split, frizzer, neveras, computadora y otros que están en este rango, por generar más que los demás. Al ella comprobar lectura con el acompañamiento de otro compañero, al parecer, lector cobrador, comentaron entre ellos que ciertamente al parecer había un error de lectura, pues era consumo ajustado, que según tengo entendido, el consumo ajustado y la lectura estimada, significa no leer el metro. Me comunicaron que volviera dentro de 15 días, que personalmente ella iría al lugar de residencia, pero noté además, por los mismos comentarios de las personas que estaban en el lugar que había dos rutas, la 56 y la 69, que estaban con problemas, pues varias de las personas que nos encontrábamos en el lugar nos quedamos asombradas, que las lecturas y consumos fueran tan altos y del mismo lector cobrador, llamado Elián.

Esperé 15 días y el día 2 de marzo volví a acudir a este lugar, y entonces encontré al compañero que atiende población, de conjunto con la misma inspectora de mesa anterior. Para mí, fue un alivio, porque de hecho ya ella conocía mi situación, pero tuve que empezar de cero con la historia, pues me percaté que de visita nada, y cuál no fue mi sorpresa, que me comunican que todo estaba bien, que era consumo contra lectura, y que esto era ratificado por el supervisor. Al mostrar mi desacuerdo, el compañero Daniel, inspector, y después de estar más de 20 minutos de pie delante de él, con una música estruendosa, que apenas se escuchaba nada, ni mirarme a la cara, levantó su vista, solo para decirle al compañero de atención a la población que si era el mismo caso, no tenía nada nuevo que decirme, que ya le había dicho que era lectura contra consumo, todo esto de muy mala gana.

Cuando pregunto quién era el que supervisaba las lecturas, fue sorprendente la respuesta, el mismo lector cobrador, ahí me quedé inmóvil, no entendí nada, qué contrapartida existe entonces, ¿el lector lee y él mismo se supervisa?

Al final, me orientaron que pagara los 324,40 pesos, que yo sé que no consumí, que si procedía mi queja, entonces se me devolvía en efectivo, o en síntesis, me ajustaban la lectura del mes siguiente.

El 9 de marzo acudí nuevamente a la sucursal, y soy atendida por los mismos compañeros, con la esperanza de tener una respuesta adecuada; vuelven a revisar todo de nuevo, pero nuevamente se repite la historia, ahora con la buena nueva de que mandarían un inspector a mi vivienda, con el objetivo de revisar la queja, y que según la planificación que le habían entregado, el lunes 13 de marzo las rutas del compañero Elián serían supervisadas según planificación de recorridos, por lo que debía aprovechar esta para que se analizara mi caso.

El 21 de marzo quedan conmigo en que, según la planificación, el día 28 de marzo el lector con el inspector visitarían mi queja, aclaro que esta planificación es la misma que me enseñaron la vez anterior que no se cumplió.

Como era de esperar tampoco fue nadie, aún estamos esperando por el funcionario, no se ha personado, y yo sigo con el problema a cuestas.

Resulta bastante desagradable y obstinante la situación que existe en esta sucursal, que desde hace algún tiempo viene presentando problemas, también me han comentado que este lector Elián viene confrontando problemas.

Como si fuera poco, te piden pagar, aunque no estés de acuerdo, por los saldos elevados que tienen por cobrar, que muchos de ellos son responsabilidad de esta entidad, que dicho sea de paso, cada vez que pregunto por la ley que me obliga a pagar antes de solucionar el problema, no hay respuesta.

La atención a la población es una de las prioridades del Estado cubano, es el sentir del ciudadano y una de las garantías de la Constitución de la República, sin embargo, es penosa la situación de algunos organismos en este tema y las respuestas que brindan relacionadas con deficiencias en el servicio que prestan.


Yelennis Gonzàlez Contrera
Edificio 6 apartamento 12. Manzana 4 (Zona de los edificios militares)
Reparto José Martí. Santa Clara. Villa Clara

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

ANA G dijo:

1

1 de diciembre de 2017

09:59:00


Lo que debe suceder es que no saben leer el contador ,o hay algo dtrás de todo ésto,pienso que a la compañera ha que darle una repuesta adecuada

sachiel dijo:

2

1 de diciembre de 2017

10:20:07


Nada nuevo en esta tierra, lo del consumo ajustado o lectura estimada, y a pagar los clientes que no reclamen justamente sus derechos. De una vez por todas, el MINDUS y la UNE deberian abolir ese concepto, y si donde hay un reloj o metro contador no se ve, buscar todas las opciones para que se vea, evitando fraudes de cualquier parte.

Jhosua Respondió:


4 de diciembre de 2017

11:43:43

Concuerdo con todos, pero la solución a todo este mal es que uno sepa leer su metro contador, y en la fecha que venga el lector del metro usted le ponga un papel en la puerta de la calle con la lectura, eso lo vi mucho en Santa Clara, sino señora le recomiendo que lleve sus recibos anteriores y por ahí haga la relación que en los recibos dice la verdad cuanto usted consume. Saludos

Luna dijo:

3

4 de diciembre de 2017

08:51:50


Esto pasa en todoel pais, yo vivo en santos suarez y me pasa lo mismo lo que pago creo no corresponde con lo que consumo pues no tengo aire acondicionado, ni arrocera , ni reina, no plancho y trabajo llegando a mi casa a eso de las 6.30 pm y pago todos los meses mas de 20 pesos, cuando he ido a quejarme me dicen que es la lectura historica de mi casa y ahi queda todo por falta de tiempo no he podido ir a otras instancias a ver si recubo una respuesta distinta.

Ana dijo:

4

4 de diciembre de 2017

11:23:48


Tengo una situación casi igual con la empresa eléctrica del municipio en que resido, sucede que en el mes de julio tuvieron un error de lectura en mi metro contador de hecho me salió de consumo 2000... kw (5596.60 CUP), de ahí en adelante me ajustaron y aún me siguen ajustando pués mi lectura no ha llegado aún a lo que me leyeron en aquella ocasión, todo porque el lector cobrador o no sabe leer o lo hace muy mal , se que en años anteriores la empresa eléctrica funcionaba mejor en relación a quejas por alto consumo, pienso que se deben realizar algunas auditorías sorpresivas a ver que sucede con esto.

Jhosua dijo:

5

4 de diciembre de 2017

11:43:43


Concuerdo con todos, pero la solución a todo este mal es que uno sepa leer su metro contador, y en la fecha que venga el lector del metro usted le ponga un papel en la puerta de la calle con la lectura, eso lo vi mucho en Santa Clara, sino señora le recomiendo que lleve sus recibos anteriores y por ahí haga la relación que en los recibos dice la verdad cuanto usted consume. Saludos