ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

El pasado 23 de junio, la sección Cartas a la dirección de ese órgano de prensa publicó una queja formulada por el compañero Miguel Norberto Díaz Suárez, referida a irregularidades suscitadas durante la ejecución de la sentencia no. 5, dictada el 23 de diciembre del 2016 por el Tribunal Municipal Popular de Bauta, Artemisa, en el proceso laboral de igual número y año, en virtud de la reclamación establecida por el director general de la Empresa Provincial de Transporte de la citada provincia contra lo decidido por el órgano de justicia laboral que previamente conoció del litigio y, una vez realizadas las indagaciones pertinentes, le comunicó sus resultados.

En el asunto que nos ocupa el órgano de justicia laboral reconoció el derecho laboral reclamado por el trabajador Miguel Norberto Díaz Suárez y dispuso su reintegro a la plaza de chofer A que venía desempeñando en la unidad empresarial de base Transporte de Bauta, y que se le indemnizara salarialmente.

Contra la decisión anterior el representante de la administración de la entidad mencionada estableció demanda ante el tribunal municipal, la cual se le declaró sin lugar y, por consiguiente, se ratificó lo acordado por el órgano de justicia laboral; lo que correspondía cumplimentar.

El inmediato cumplimiento de dicho fallo se vio entorpecido por circunstancias que aportaron el propio trabajador, la entidad y el Tribunal Municipal Popular de Bauta, las cuales se reseñan a continuación:

La insistencia del trabajador de recuperar el vehículo en el que laboraba, el cual había sido trasladado a otra dependencia de la empresa, por cuestiones organizativas y en función de necesidades del servicio que esta presentaba.

El tribunal no realizó una adecuada determinación de la base de cálculo para la indemnización salarial dispuesta a favor del trabajador, motivando dudas en el proceder administrativo, en cuanto a este particular, y la consecuente demora hasta su esclarecimiento.

Durante el periodo decursado para la ejecución de esta sentencia, a Díaz Suárez le fue aplicada la medida disciplinaria consistente en traslado a otra plaza de menor calificación o remuneración o de condiciones laborales distintas, con pérdida de la que ocupaba, por incurrir en una infracción laboral.

Esta medida, por su naturaleza, impedía que se cumpliera con el reintegro del trabajador dispuesto en el expediente precedente.

Una vez concluido este segundo proceso, se procedió a ejecutar la resolución pronunciada en el expediente No. 5 del 2016, que suscitó la queja remitida al periódico, reponiéndose al trabajador en la plaza que inicialmente ocupaba; con lo cual quedó satisfecho.

Respecto a la falta cometida por el tribunal de Bauta, resultó amonestada la jueza actuante ante el órgano de dirección del Tribunal Provincial Popular de Artemisa.


Joselín Sánchez Hidalgo,
Dirección de Supervisión y Atención a la Población, Tribunal Supremo Popular

 

COLETILLA

Esta respuesta es una prueba fehaciente de la justicia en una sociedad socialista y de una actitud coherente ante la carta de Miguel Norberto Díaz Suárez, que tituló Sin rastra y sin justicia, publicada en estas páginas el 23 de junio pasado. Pero ¿qué pasó con las autoridades de la Empresa Provincial de Transporte, la cual no cumplió con la sentencia del Tribunal que dispuso la reubicación del trabajador en su puesto de trabajo, con derecho a ser indemnizado por los daños y perjuicios económicos, notificación que le había llegado a Díaz Suárez, según su carta, el 6 de enero del 2017 y que además de no acatar, lo que hizo fue aplicarle una medida disciplinaria consistente en su traslado a otra plaza con condiciones laborales distintas?

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

carlos(CAAG) dijo:

1

6 de noviembre de 2017

13:10:26


Buenas tardes a todos. No sé mucho de leyes, pero pienso que a los compañeros dirigentes de la Empresa Provincial de Transporte. Se le puede aplicar el artículo 297 del Código Penal.....

maguero dijo:

2

9 de noviembre de 2017

15:38:28


y que pasa con los dirigentes , quedaron libre de culpa . ellos tambien deben ser sancionados porque como esta injusticia tambien se comenten muchas que quedan impune a pesar del abuso de poder que existe en algunas empresas.

Soñador dijo:

3

10 de noviembre de 2017

11:09:00


Felicidades al trabajador. Es una muestra más de que el que tiene la razón debe hacer cumplir el refrán que dice: "el que peresevera, triunfa".