ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Con asombro contemplé la cantidad de títulos infantiles, de hermosísimas facturas, y un precio promedio de seis cup, que esperan pacientemente por la mano sensible de un adulto que los seleccione y se los lleve de regalo a un niño. «Tal vez la ubicación de la librería dentro de una institución, no siempre advertida por el transeúnte, sería la causa», pensé, puesto que los vi en la que se encuentra dentro de la capitalina Casa del Alba Cultural. Pero no. En palabras de su administrador, «muchas otras están también llenas y los libreros se quejan de que hay muy pocas visitas y ventas».

Los tomé en mis manos y me dispuse a hojearlos. No sería la primera vez que he comprado libritos, seducida por su belleza y su olor indescriptible, quién sabe para quién. Con certeza, para el primer niño conocido. Pero casi no pude creerme que, junto a las coloridas muestras, un título como Mitos y leyendas de la antigua Grecia, de Anisia Miranda, (Editorial Gente Nueva) se elevara en una alta torre de ejemplares, como si se tratara de un gran desconocido.

Portada del libro

En un instante se mezclaron los recuerdos: la primera vez que lo tuve entre mis manos; lo que en mí despertó ese universo griego desmenuzado para la edad temprana y adolescente por esa pedagoga inolvidable que lo escribió; lo mucho que le debo –pues es de esas lecturas que, siendo muy integral, a pesar de la necesaria síntesis, deja el apetito permanente para ir en busca de otros conocimientos; lo que hice –alguien lo sabe– para rescatar mi viejo y aún consultado ejemplar, cuando lo presté y corrí el riesgo de perderlo.

Con una primera edición en 1975, una reimpresión en 1985 y esta segunda edición que integra –no por gusto– la colección homenaje por el aniversario 50 de Gente Nueva, Mitos y leyendas… es de esos textos que no deben faltar en un hogar donde se sea consciente de las múltiples luces que entrañan el saber y los más elementales cimientos de la cultura universal. Y no es que los buenos libros tengan necesariamente que estar extintos, lo inadmisible es que se ignore su existencia en nuestras librerías, con un costo de siete cup, y un saldo elevado para el espíritu.

Irrefutable es lo que expresa su autora –también poeta y narradora– en el prólogo de esta obra donde se simplifica, de forma más amena de lo que ya es, la inmensa lista de personajes y seres mitológicos griegos, cuando refiere que, con la huella de la cultura griega, base de la llamada cultura occidental, nos tropezamos a cada paso.

Con acierto cita, apenas como llave hacia la curiosidad y la pesquisa, varios de los muchos vocablos de nuestro idioma que guardan relación con aquellas maravillas cosmogónicas creadas por los griegos más lejanos. Así, jovial tendrá que ver con el carácter de Júpiter (denominación de los romanos al dios Zeus); miedo pánico guardará relación con el temido dios Pan; cronología, y toda su familia lingüística, tiene su raíz en Cronos, uno de los 12 titanes, y dios del tiempo.

Entre varias batallas, narradas con la exquisitez del que sabe a qué público lector se dirige, se llega a la final, la que traerá paz a los dioses y dejará constituida la dinastía del Olimpo. «Zeus fue, a partir de entonces, el dios de los cielos y la tierra, dios omnipotente cuya voluntad acataba el universo, pero repartió sus dominios con sus hermanos Poseidón (…) y Hades (…).

Una reseña de cada una de las divinidades olímpicas y también de otras menores; un grupo de las más célebres leyendas (la de Heracles, Penélope, Prometeo…) y un glosario que todo lector agradece, conforman este libro joya que hará sabio al niño y lo asentará en una cómoda postura cuando en tantos momentos de su vida se hable del mundo antiguo de los griegos, tan rico y demandante que ni las llamadas nuevas tecnologías –véase la técnica de navegación en internet, denominada Hilo de Ariadna– pueden ignorarlo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

M.Montero dijo:

1

19 de junio de 2019

10:29:36


Las llamadas "nuevas tecnologías" nos ayudarían si dispusiéramos de ellas con el fin de acercarnos y acercar a nuestros hijos a estas fascinantes lecturas en vez de perder el tiempo en nimiedades y mas banalidades que para nada alimentan el espíritu y si la vanidad. En lugar de una "Feria de Vanidades" a través de esos móviles debiera existir una aplicación que nos permita conocer toda esta exquisita información acerca de libros interesantes con precios asequibles ya que no todos tenemos acceso a los diarios pero celular es lo que no falta en el bolsillo de nuestros adolescentes. Muchas gracias por el artículo.

Daniel Vazquez alfonso dijo:

2

19 de junio de 2019

10:50:18


De Nino fue este Bello resumen quien me bride Las hermientas emotivas para interesarme e esta fuente essential de la partie Occidental de nuestras cultura

olga sánchez guevara dijo:

3

19 de junio de 2019

10:55:36


gracias, madeleine, por seguir animando a leer buenos libros: mitos y leyendas de la antigua grecia es una verdadera joya.

A. Santiesteban dijo:

4

19 de junio de 2019

16:22:24


Buenísima propuesta, Madeleine, cómo puedo obtenerlo en formato digital??

Madeleine Respondió:


19 de junio de 2019

18:56:23

Estimada lectora: Habría que ver si la editorial Cubaliteraria lo tiene en ese formato. Me encargaré de averiguarlo.

ivan dijo:

5

19 de junio de 2019

19:34:01


el que abandona la cultura helenica,la cultura persa,la babilonica,la micenica,quien abandona la historia en general, ya no es ni sera un hombre libre, pues no sera de ninguna manera un hombre culto,no llamen erroneamente e intencionalmente a la cultura griega y su religion mitologia,por eso en este mundo monoteista estamos como estamos