ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Más de 415 500 personas visitaron La Cabaña en estos días. Foto: Juvenal Balán

A su fin llegó el capítulo habanero de la 26 Feria Internacional del Libro, cuyo acto de clausura aconteció ayer en la sala Nicolás Guillén de la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña. Cuando llegó a la última de sus jornadas, más de 1 100 acciones literarias –entre ellas unas 900 presentaciones de títulos, 28 paneles y 106 espacios de lecturas de poesía– habían engrosado sus enjundiosas propuestas.

En presencia de Abel Prieto, ministro de Cultura, Juan Rodríguez Cabrera, presidente del Instituto Cubano del Libro; y Anna Lise Domanski, segunda secretaria en la Embajada de Canadá, entre otros directivos, el acto fue oportuno para reafirmar aciertos que tuvo la presente edición –como la venta de 301 500 ejemplares, 111 540 más que en la misma etapa en el evento anterior; y la asistencia de 415 599 visitantes, superior en 25 000 a la etapa similar pasada, entre otras bondades– sin que ello signifique que se haya logrado una satisfacción plena de las aspiraciones y necesidades del público lector y de la familia que viene a cada espacio ferial.

En sus palabras Rodríguez Cabrera destacó la participación en la presente edición de la Feria de 536 representantes de 46 países, con 232 expositores, 173 escritores, 48 editores, ocho artistas y 75 funcionarios; y expresó que Canadá como País invitado de Honor nos ha deleitado con su cultura.

En un aparte remarcó que los homenajes tanto al Comandante en Jefe Fidel Castro, fundador, creador e inspirador de la Feria del Libro, como al Doctor Armando Hart, consagrado a las causas más nobles del ser humano, constituyen merecidos tributos que ya se patentizan con el cierre de esta etapa cuya continuidad se pone en marcha en los próximos dos meses para concluir el 16 de abril en Santiago de Cuba.

La oportunidad fue propicia para la entrega de los Premios a los mejores stands de la Feria. En la categoría de stand no modular obtuvieron premios la Organización Nacional de Bufetes Colectivos y un premio especial al Proyecto cultural Nuestra Historia y Fidel; mientras que en la categoría de stand modular resultó galardonado con el primer puesto el correspondiente a Ediciones Unión.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Portuario dijo:

1

20 de febrero de 2017

07:58:14


Me gusta mucho la lectura quiero aclarar...pero menos mal que que concluyo la feria...a ver si mejora el transporte publico!!!!

Dulce María Anglin Duncan dijo:

2

20 de febrero de 2017

09:02:40


Como a todo ser humano que se respete a los cubanos, nos encanta la lectura sobre todo si son buenas las propuestas, hasta ese lugar nos ha llevado la revolución de la educación y nos alegró mucho que en la edición pasada se hicieran críticas sobre la cantidad de artículos que no eran literatura y ocupaban un gran espacio en el recinto ferial Morro-Cabaña. Pero este año fueron a los extremos y aunque desconocemos las razones, desde el ángulo en que lo vemos hay algo que no se entiende. ¿Por qué si no se le permitió a México vender sus manualidades, que incluyen junto a las codiciadas por nuestras madres, tías y abuelas, bolas de estambre, revistas y libros sobre como tejer, si se permitió en otros estands la venta de atuendos de los equipos Barcelona y Real Madrid, pelotas de futbol y gorras, cuál es la diferencia?. Muchas abuelitas se quedaron con deseos de rememorar aquellos años en los que el sonido de las agujas acompañaban los cantos de cuna de nuestras madres. Por favor a los encargados de organizar y decidir que se expondrá y venderá en la feria piensen en todos.Para todos felicidades.

Marta dijo:

3

20 de febrero de 2017

13:49:25


Madeleine: He comprado, en la Feria Internacional del Libro, aquí en la capital, un libro de fábulas que me pareció sería interesante y fácil de leer por mi hijo de 8 años. Las fábulas tenían, incluso, la moraleja escrita debajo. Yo no lo detallé en el momento de la compra por lo incómodo que se hace ese proceso en el lugar. Cuando mi hijo se pone a leer en la casa el librito, me pareció que se trababa un poco en algunas palabras y al revisar me di cuenta que es escandalosa la manera en que está escrito. La separación de palabras a final de reglón, indescriptible. Total irrespeto por los diptongos y reglas ortográficas. Acentos donde nunca había visto. Estos errores son en todas las páginas, sin contar con lo fuera de contexto de un par de moralejas que más bien la entienden adultos que niños. Este librito es de una editorial mexicana, cualquier editorial que se respete no saca un libro así y menos lo lleva a una Feria Internacional. En fin, mi intención es que ese libro no siga para las provincias en la extensión de tan buen intencionado evento. Además, sería saludable revisar los otros, porque tenían varios de similar formato. Datos del libro: Casa Editora Jatziri, México. Título: Compendio de Fábulas. No pretendo hacer de esto un tema, pero quiero tener la conciencia tranquila de que lo advertí.

Dulce María Anglin Duncan dijo:

4

21 de febrero de 2017

11:26:36


Bienvenidas más ferias como la XXVI Feria Internacional del Libro de la Habana,felicito incluso, la medida de separar comestibles y otros artículos de libros aunque ambos sean necesarios pero necesito expliquen por qué si a algunos expositores, no le permitieron la venta de sus libros y revistas de manualidades por el simple hecho de tener implícitas las tan cotizadas por abuelitas, mamás y tías, bolas de estambres y las agujetas con las que se tejen las diferentes artesanías que son tan difíciles de ver en este mundo de ropas ya hechas industrialmente. Entiendo que no es feria de artículos sino de libros, pero entonces qué tienen que ver las pelotas, gorras y monos deportivos de futbol y otros artículos del mismo deporte y que por cierto son bien caros. Personalmente fui a la Feria en busca de dos libros que según la prensa, incluida esta, manifestó serían vendidos uno Raúl: un hombre en Revolución de un escritor ruso y otro el otrora libro prohibido 1984, encontré uno el de Raúl, el otro nunca se expuso, dicho por una representante de la Editorial encargada?????????????????. Luego fui por encargo de mi mamá de 86 años que estaba deseosa por mostrar a sus biznietas e incluso algunos nietos de lo que fue capaz de hacer con sus manos en otros tiempos, !!!!!!!!!sorpresa!!!!!!!!!!!!!!, todos las bolas de estambre y sus consiguientes agujetas se habían retirado. ¿Por qué?