ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La escritora norteamericana Margaret Randall. Foto: Yander Zamora

Con la presentación del libro testimonial Cambiar el Mundo. Mis años en Cuba, de Margaret Randall, se homenajeó este jueves, en la Casa de las Américas, a una mujer norteamericana que vivió con sus cuatro hijos, como una cubana más, en la segunda década de la Revolución Cubana.

La poetisa llegó a la Isla desde México a finales de los años 60, donde había fundado, con Sergio Mondragón, la importante revista bilingüe El Corno Emplumado, y participado como ferviente activista en las luchas estudiantiles generadas en ese país, lo que la obligó a huir hacia Cuba, para vivir con toda intensidad los profundos cambios sociales que se operaban aquí.

Escrito en el 2009, Margaret entrega ahora al lector un libro de memorias, de miradas «a lo cubano» desde una perspectiva inédita, salpicado de anécdotas, suspicacias, con vehemencia y humor, no exento de análisis, reflexiones, percepciones agudas, pero sobre todo, de amor y admiración por un país y una gesta que la enriqueció como ser humano, y donde crecieron y se formaron sus hijos, quienes cargan, como ella, con esas huellas para siempre, de acuerdo con las palabras de la contraportada escritas por Alfredo Zaldívar, director de Ediciones Matanzas, institución que tuvo a su cargo esta producción literaria.

Margaret Randall, agradeció a los panelistas Norberto Codina, Alex Fleites, Arturo Arango y Juan Luis Martín las palabras de elogio a la publicación, así como también el hecho de haber cultivado una amistad que trascendió en el tiempo y que forma parte de su memoria, cuando aún eran todos tan jóvenes.

Sin ustedes, subrayó, me hubiese sido imposible sobrevivir en aquella dura etapa de mi vida, acotó Randall.

Los ponentes coincidieron en destacar no solo la calidad de la obra de esta octogenaria mujer, con más de 100 títulos en su haber, sino también la humildad, la sencillez y la transparencia de sus sentimientos hacia la Mayor de las Antillas.

En resumen, Arturo Arango, ensayista, escritor, guionista y editor de la Gaceta de Cuba, calificó el texto como profundamente crítico, porque es profundamente autocrítico, es esperanzador y con entera claridad en sus ideas, en­fatizó.

Asimismo, subrayó la honestidad y la limpieza ética con que fue escrito el volumen, en el que a las claras se puede apreciar la gratitud de Randall por la acogida que tuvo en La Habana.

La ocasión fue propicia para entregar a Margaret la revista Matanzas, no. 1 del 2017 con un dossier dedicado a ella, mientras la pintora cubana Zaida del Río le hizo entrega de la obra Dos vigilan y dos sueñan por un pobre pájaro que está aquí y el dúo de trovadores matanceros, integrado por Lien y Rey le regalaron tres hermosas interpretaciones.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.